Advertisement
Advertisement

¡Adiós a la discriminación! Palm Springs decide cortar de raíz los “árboles racistas” de un campo

26 diciembre, 2017 | Redaccion
0

La tupida arboleda de tamariscos, unido a una cerca de alambre, que separa Tahquitz Creek de un barrio históricamente afroamericano está cerca de ver su fin después de más de 50 años de marginación

La discriminación de los árboles se ha llevado por delante la economía de la zona afectada. Foto: @USAToday

Siempre hemos apostado porque el Golf sea un deporte inclusivo, que una a las personas y que apueste por la diversidad y por fomentar la práctica del deporte para hacer una sociedad más igualitaria. Pero no somos los únicos. Organizaciones profesionales tan importantes dentro de este mundo como el PGA Tour o el European Tour tienen este punto grabado a fuego en su hoja de ruta. Y parece que, poco a poco, comenzamos a ver resultados que hace unos años serían impensables.

No hay más que ver lo que ha ocurrido en Tahquitz Creek, un campo de Golf en Palm Springs (California), donde se ha aprobado por amplia mayoría retirar una tupida arboleda de tamariscos y una cerca de alambre que ha separado durante más de medio siglo el complejo de un barrio históricamente habitado por la comunidad afroamericana. Las autoridades han dejado aprobada la medida y es cuestión de tiempo que se pongan manos a la obra para proceder a la eliminación de unos elementos a todas luces incongruentes con los tiempos que vivimos.

La noticia, adelantada por el USA Today y el Desert Springs, ha corrido como la pólvora y sería extraño que no se extendiera el ejemplo en otras zonas del país. Después de todo, los vecinos de este barrio oblligado a vivir a la sombra del campo de Golf han expuesto unos motivos más que convincentes para acabar de una vez por todas con el problema.

Los invasivos tamariscos bloquean tanto las vistas al campo de Golf de Tahquitz Creek como a las montañas de San Jacinto, han deprimido el valor de las propiedades de la zona y han actuado de cortapisas para que la comunidad negra no pudiera acumular riqueza en sus propiedades durante el último medio siglo”, esgrimen los habitantes del lugar.

Esto ha provocado que el alcalde Robert Moon emitiera una disculpa pública por tanto daño provocado por los dirigentes pasados y prometió que esto dejará de ser un problema para las generaciones futuras. “Preguntasteis por qué habíamos tardado tanto tiempo. No puedo responder a eso. ¿Pero sabéis qué? Ya estamos aquí”, comentó en la reunión el concejal con competencias en la materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*