The Open

Harrington busca en el Rugby corregir su Golf

18 Enero, 2012 | Redacción
0

Padraig Harrington. Foto: Volvo in Golf

Aunque parezca inverosímil hay similitudes entre el golf y el rugby, y así lo ha entendido Padraig Harrington. El golfista irlandés (40 años), desesperado y ahogado en el puesto 89 del mundo, tiene una posible solución a sus problemas. Se reunirá la próxima semana en Abu Dhabi, tras jugar desde el jueves el Torneo de Campeones en Sudáfrica, con el preparador inglés Dave Alred, para comprobar si este experto en rugby puede recuperar la calidad de su golf.

   Harrington ha visto los buenos resultados en la relación laboral que entablaron hace dos años en Miami el citado Alred y Luke Donald. El golfista inglés figuraba entonces en el puesto número 32 del ránking mundial y ahora lo lidera.

   “Los puntos comunes entre un delantero y un golfista son inmensos. Estás solo con el balón, y sólo tienes una oportunidad, única. Nadie puede ayudarte en el intento. No tienes compañeros de equipo ni amigos”, reflexiona Alred en una entrevista que publica el dublinés ‘The Independent’.

   Dave Alred, hándicap 3, ayudó al inglés Jonny Wilkinshon a convertirse en uno de los mayores anotadores del rugby mundial. De hecho, Wilkinshon intenta que el pie de apoyo quede muy cerca del balón y utiliza su pierna de golpeo como un palo de golf.

    Este preparador inglés también asesoró al apertura del XV de Irlanda Jonathan Sexton, y Luke Donald fue su primer cliente en el ámbito del golf.

   Sobre su trabajo con el golfista, Alred señaló: “Oscilo entre entrenador mental y de rendimiento. A grandes rasgos, lo que estoy tratando de hacer mentalmente con Luke (Donald) es crear un aire de inevitabilidad acerca de todo lo que hace”.

   “Cuando está colocado para golpear” –prosigue- “la expectativa es que la bola vaya exactamente donde piensa, cualquiera que sea la presión”.

    Donald resumió el trabajo con Alred de esta manera: “Tratamos de buscar formas de hacer más eficiente la práctica y formas de practicar más bajo presión, en lugar de pasar por la rutina de solo golpear pelotas y no pensar en ello”.

    “Dave no quiere verme así durante horas y horas. Quiere mirar cada parte de mi juego y hacer todo lo que pueda para maximizarlo. Es difícil de cuantificar pero si observas mis resultados parece estar funcionando”, precisó.

   Harrington cortó su relación en agosto con el entrenador Bob Torrance, con el que ganó tres ‘majors’, y ahora busca otras soluciones. Trabajará en Abu Dhabi con Dave Alred y una semana después repetirá en Irlanda.

    “Después de estas dos secuencias de trabajo decidiré si Alred será mi nuevo entrenador técnico”, aseguró el golfista irlandés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*