Jose Ángel de la Casa, golf contra Parkinson

7 octubre, 2013 | Redacción
0
José Ángel de la Casa en su despedida. Foto: TVE

José Ángel de la Casa en su despedida. Foto: TVE

José Ángel de la Casa forma parte de la mejor historia de la Televisión Española. De la garganta de este periodista toledano salieron uno a uno cientos de goles marcados en estadios de medio mundo. Famoso fue su ‘gallo’ en el decimotercer gol que marcó España a Malta, que nos metió en un Mundial. De la Casa se jubiló anticipadamente en 2007 y dejó TVE, como consecuencia de un ERE. Sufre Parkinson desde hace 10 años. En una entrevista concedida a ‘El Mundo’ desvela su pelea contra esta enfermedad y, desde entonces, su abrazo permanente al golf, el deporte que le ayuda como terapia.

“Desde el principio tuve claro que se trataba de una enfermedad muy dura, difícil y complicada contra la que hay que luchar cada día”, afirma De la Casa, que se incorporó a la Asociación Española de Periodistas Jugadores de Golf (AEPJG) que desarrolla una interesante y amigable competición anual por campos de Madrid y regiones cercanas.

“Lo primero fue la medicación, fundamentalmente basada en la dopamina”, prosigue, “y el segundo punto, también esencial, es el ejercicio”. “La actividad física es muy importante, porque hay que plantar cara a la rigidez corporal a la que solemos tender los enfermos de Parkinson”, comenta.

“Hago diariamente gimnasia y juego diariamente al golf. Se trata de un deporte que exige estar muy centrado mentalmente en lo que haces, que requiere mucha precisión en el golpe y en los movimientos… Este tipo de control me viene muy bien”, indica.

“Jugaba al golf hace mucho tiempo, pero ahora lo he cogido con ganas y he multiplicado la actividad. De hecho hasta he jugado torneos en Italia con periodistas de allí”, afirma.

Para José Ángel “lo peor que puede hacer un enfermo es dejarse y no luchar”. “Aunque el Parkinson te vaya minando, hay que confiar en que la medicina progresa de día en día. Al final ganaremos la batalla”, proclama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*