The Open

Tiger Woods asegura que su mejor forma está a la vuelta de la esquina

11 Marzo, 2011 | Redacción
0

Tiger Woods disputará el WGC- Cadillac Championship, firmemente convencido de que su mejor forma está a la vuelta de la esquina, pese a que lleva 16 meses sin una victoria y sigue descendiendo en el ranking de la PGA.

El ex número uno mundial soporta una ola de críticas sobre su juego, luego de capear el huracán de problemas personales que le llevaron a la disolución de su matrimonio.

“Estoy viendo muy buenas señales”, dijo Woods, actual número 5 del mundo, este miércoles.

“Desafortunadamente, simplemente no he sido capaz de mantener en el campo de golf un nivel consistente”, apuntó. “Consigo muy buenos tiros y luego pierdo el rumbo por un tiempo. Sólo tengo que seguir trabajando en ello y el proceso es a veces difícil”.

“Voy a llegar, pero simplemente aún no he alcazado ese punto”, aseguró Woods.

La última victoria de Woods fue en el Masters de Australia en noviembre de 2009. Poco después, su vida personal se vino abajo en medio de revelaciones de infidelidades matrimoniales, y desde entonces ha ido en picada en el ranking, y jugado sólo tres torneos este año.

En su primera presentación del año terminó en el puesto 44 en el torneo de Torrey Pines, seguido de un empate en el vigésimo escaño del Clásico de Dubai, del Tour europeo de la PGA, donde estuvo disputando el título hasta una desastrosa última ronda de 75 golpes.

Hace dos semanas, perdió en primera ronda del Mundial de Match Play en Arizona.

Como Woods habló sobre la necesidad de obtener más torneos en su haber, se le hizo la pregunta obvia: ¿por qué no jugar más a menudo?.

“Porque tengo una familia”, dijo. “Estoy divorciado. Si usted ha estado divorciada y con hijos, claro que lo entendería”, replicó algo molesto en la rueda de prensa previa al torneo del Doral.

Woods nunca ha jugado tan pocos torneos para este fecha del año desde que se convirtió en profesional.

Si los comentarios de Woods este miércoles fueron predeciblemente amables consigo mismo, no se puede decir de su entrenador actual, Sean Foley, y su anterior preparador, Hank Haney.

En una entrevista con Canadagolf, Foley respondió a los críticos que han cuestionado los cambios de Woods en su swing.

“Pese a todo sigue luchando. Son nuevos días, nuevos tiempos. Usted es probablemente un descreído si no cree que todo lo que le ha pasado ha afectado su sistema de vida y de juego”, destacó Foley.

Posteriormen, Haney, a través de Twitter, escribió: “Tal vez Foley debería callarse hasta que Tiger gane seis (torneos) Majors más”.

En el certamen del Doral participan 59 golfistas, y los únicos latinoamericanos invitados son el colombiano Camilo Villegas y el novato venezolano Jhonattan Vegas.

Fuente: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*