Advertisement
Advertisement

CÓRNER DEL SABIONDO: Tres recetas a seguir contra el aburrido ‘putt’

25 febrero, 2013 | Redacción
0

Todos los golfistas conocen, por experiencia propia, la importancia de hacer pocos ‘putt’ en una vuelta. También sabemos que este problema se arregla con técnica, pero también con muchas horas de entrenamiento en el ‘putting green’. Hasta ahí todo correcto. En este punto no habrá apenas discrepancias, pero ¿cómo matar el aburrido entrenamiento del ‘putt’?

No hay que negar la evidencia: practicar en el ‘putting green’ digamos que no es la experiencia más entretenida del golf. Pero sabemos lo necesaria que resulta, pues bajar en número de ‘putts’ por vuelta significará que nuestro hándicap puede verse radicalmente reducido o, si usted es un jugador de hándicap bajo, será la mejor forma de conservarlo.

El Sabiondo les propone para ello tres ejercicios simples para conseguir que la práctica del ‘putt’ pueda ser más llevadera. Con el tiempo incluiremos en este espacio algunos juegos más, pero vamos con estos tres para empezar.

1 – El juego del reloj:

Colocaremos 6 u 8 bolas alrededor del agujero, formando un círculo (foto) a una distancia de entre metro y metro y medio. Esta es la distancia crucial, que no podemos fallar pero que debemos de dominar. Se trata, pues, de embocar las 6 u 8 bolas, una detrás de la otra. En el momento de fallar una de ellas, volveremos a comenzar.

Con esto último introducimos un aspecto más en el entrenamiento, que es un cierto grado de presión mental en el ‘pateo’.

2 – La portería del putt:

Para embocar un ‘putt’ hay que llegar al agujero. Es una obviedad, pero hay que entrenar el concepto porque ¿cuántas veces nos quedamos cortos?

Colocaremos tres palos sobre el ‘green’ y alrededor del hoyo, simulando el rectángulo de una portería. Desde una distancia de 3 o 4 metros, golpearemos tres bolas con el objetivo principal de embocar, y cuando menos que la bola quede dentro del área de la portería que hemos formado con los tres palos. Estas también puntúan para nuestro juego.

3 – El ‘tee’ clavado:

 Lo usamos para obtener un mayor control sobre la fuerza en los ‘putts’. Pincharemos un ‘tee’ en el interior del hoyo en el lado opuesto al lugar por donde entra la bola. Trataremos de que nuestra bola golpee contra ese ‘tee’ y caiga en el hoyo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*