Víctor Bertrán y Natalia Escuriola logran sendos dos quintos puestos en el Internacional de Bélgica Junior

29 agosto, 2011 | Redacción
0

 

Natalia Escuriola. Foto: Fernando Molina

Víctor Bertrán y Natalia Escuriola han sido los mejores españoles clasificados en el Internacional de Bélgica Junior 2011, torneo que se ha visto seriamente condicionado por la malas condiciones metereológicas.

Después de que la primera ronda no pudiera disputarse, –cuando una fortísima tormenta, además de anegar el campo de agua, derribó 40 árboles a lo largo del recorrido–, la tercera jornada tuvo también que suspenderse, por lo que el torneo se vio  reducido a dos únicas vueltas.

En categoría masculina, Víctor Bertrán, punta de lanza de los representantes españoles, fue quinto con 144 golpes después de firmar dos vueltas de 71 y 73 impactos. El alemán Nicolai Von Dellingshausen se alzó con la victoria con 138 golpes, 6 por debajo del par.

Entre las chicas, Natalia Escuriola cosechó igualmente una meritoria quinta posición, con un total de 149 impactos. De este modo, la jugadora castellonense sigue con sus buenos resultados en este campeonato, sumado este resultado a la cuarta posición cosechada el año pasado.

La victoria en la categoría femenina recayó en Carolina Nistrup, con 142 golpes. La danesa, al igual que en el caso del campeón masculino, lideró la competición de principio a fin.

Luna Sobrón, jugadora de la Escuela Nacional, a punto estuvo de colarse en el Top 10 del torneo. Finalmente fue undécima, con 155 golpes, tras dos vueltas de 77 y 78 impactos.

En el palmarés de este torneo hay que destacar, en categoría masculina, el triunfo de José María Olazábal en 1985 y los segundos puestos de Ignacio García Echevarría en 1990 y de Marcos Pastor en 2010.

Asimismo, entre las féminas, Mari Carmen Navarro se impuso en la edición de 1984 y otro tanto ocurrió cuando participó María Beautell en 1998. Tres años más tarde, en 2001, Lucía Mar fue semifinalista, un buen resultado bien complementado con el triunfo de Inés Tusquets en 2005 y el de Ana Fernández de Mesa en 2008.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*