Advertisement
Advertisement

¡Jon, qué grande eres! El vasco vence en Dubai para ponerle la guinda a un año de ensueño para España

19 noviembre, 2017 | Redaccion
0

Una jornada perfecta con seis birdies sin errores sirve para que el León de Barrika ponga en pie al Jumeirah y para que España iguale con 9 el mejor año de su historia en cuanto a triunfos masculinos entre Estados Unidos y Europa

El español protagonizó un día ejemplar en el campo para levantar un histórico torneo. Foto: @ET

Ahora que salgan los detractores a decir que Jon (67 golpes, -19) no se merecía el premio a novato del año. Y después que miren sus números. Los adjetivos se nos acaban para definir a un golfista que puede marcar una época para el deporte español. Y es que a sus 23 primaveras, el jugador de Barrica ha demostrado por qué fue durante dos años consecutivos número 1 mundial amateur. Solo le han hecho falta cinco torneos propios del calendario del European Tour para demostrar que está hecho de otra pasta, siendo el primero en conquistar dos eventos de las novedosas Rolex Series de la gira del viejo continente.

Y eso que pintaban bastos cuando tras disputar el hoyo 9 marchaba solo con dos bajo par. En esos momentos era el peor resultado de todo el Top 10, cayendo desde el segundo lugar del podio y mirando desde la lejanía a un Justin Rose (70 golpes, -17) que en esos momentos volaba sobre el Jumeirah Golf Estates. El británico había puesto desde bien temprano la maquinaria en marcha y amenazaba con igualar a su compatriota Nick Faldo como único inglés en conseguir tres triunfos consecutivos en el circuito. Pero no pudo ser.

Los fallos terminaron llegando en la cartulina del vigente subcampeón del Masters, que vio cómo el español le comía la tostada e incluso perdía una Race to Dubai para alegría de Tommy Fleetwood (74 golpes, -11) que parecía prácticamente sentenciada.

El juego del español siguió en los mismos derroteros por los nueve segundos hoyos, pero cobró mayor importancia por el hecho de huir de los errores, al contrario que sus rivales. Un birdie en el par 5 del hoyo 14 le colocaba en el coliderato y otro en el complicado 16 le situaba líder en solitario, una posición que ya no abandonó en ningún momento.

De nada sirvieron los esfuerzos del irlandés Shane Lowry (63 golpes, -18) -mejor vuelta del día- y del tailandés Kiradech Aphibarnrat (67 golpes, -18) por darle caza. Jon había puesto una marcha más para dejar este 2017 como un año histórico para el Golf masculino español. Y es que con nueve victorias entre Estados Unidos y Europa se alcanza el tope registrado en 1986, momento en el que Seve sumó seis triunfos en Europa para también poner el nueve al costado de la rojigualda.

La lástima es que no pudimos redondear una semana de fantasía con la consecución de la Race to Dubai -un evento que se nos escapa desde 1991, cuando Seve finalizó en lo más alto de la lista de ganancias-. Y eso que mirando la clasificación se dieron todos los condicionantes para ello. Cuarto puesto de Rose, Fleetwood se fue más allá del Top 20… pero faltó el triunfo de Sergio (65 golpes, -17). El castellonense se quedó a solo dos golpes de igualar los guarismos del vizcaíno con una enorme jornada con ocho birdies que solo empañó con el bogey del 18.

Tras él, Rafa Cabrera-Bello (69 golpes, -11), Adrián Otaegui (73 golpes, -5) y Pablo Larrazábal (79 golpes, +4) completaron la actuación de los nuestros en Dubai.

Ver CLASIFICACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*