Costa Blanca Pride Open

Ko, inflexible con su caddie. Despide a Matthews después de 9 eventos… ¡y tras un subcampeonato!

19 Abril, 2017 | Redaccion
0

La número 1 del planeta ha vuelto a demostrar su particular mano con su staff técnico tras no dar resultado a corto plazo la decisión del cambio de caddie.

La deportista neozelandesa se “carga” a Matthews y busca nuevo caddie. Foto: @LydiaKo

Parece que alguien tiene el pronto muy malo y muy poca paciencia con el trabajo de los caddies. Lo demostró en su año de rookie y ha vuelto a hacer gala de ese impulso hace escasas horas, cuando ha despedido de manera fulminante al que había sido desde hace unos meses su compañero de viaje por los campos de medio mundo. Sí, hablamos de Lydia Ko, la número 1 del planeta. Y sí, esto no nos sorprende lo más mínimo.

¿Que por qué? Bien sencillo. No hay más que ver el “historial delictivo” de la jugadora neozelandesa para darse cuenta de que esto podía pasar de un momento a otro en el caso de que la deportista oceánica no comenzara a ganar torneos en el corto plazo. De hecho, Gary Matthews tenía los días contados desde hacía varias semanas, cuando su jugadora no pudo pasar del T11 en el ANA Inspiration, primer Major de la temporada. Pero no ha sido hasta el subcampeonato en el pasado Lotte de Hawái cuando ha hecho pública la rescisión de contrato.

Nueve eventos ha durado la relación entre ambos –7 en 2017-, un tiempo que ha servido para que la joven lograra cinco Top 11, un subcampeonato y un corte perdido, el del KIA Classic de hace un mes, además de para escenificar las desavenencias de Ko con este colectivo. Como muestras cabe recordar el despido de Justin Hamilton, el caddie que la llevó a ganar diez eventos en la LPGA Tour  -incluidos sus dos Major- en un período de dos años o sus ¡siete caddies durante su etapa de rookie!

Y es que parece que los padres de la golfista tienen mucho que ver en estas decisiones. Al menos es lo que deja entrever David Leadbetter, su entrenador de toda la vida al que despidió el pasado diciembre. “Ellos le dicen cuándo tiene que ir a la cama, qué comer, qué vestir… Cuándo y cómo tiene que practicar. Y esperan que gane cada torneo. Son buenas personas, que aman a su hija y quieren lo mejor para ella… pero son ingenuos en cuanto al golf. Llegado el punto tienen que dejar que el pájaro abandone el nido”, comentó. Y lo cierto es que no le falta razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*