Los jugadores más bajitos, cada vez más lejos de la elite del golf

18 diciembre, 2012 | Redacción
0

Rory McIlroy y Tiger Woods. Foto PGA Tour

Ian Woosnam, el galés que dominó el mundo y ganó en Augusta, o el estadounidense y mítico Gene Sarazen no tendrían ahora un sitio entre los mejores golfistas del planeta. Woosnam medía 1,65 y Sarazen, 1,66. La media de los 15 mejores del ránking mundial actualmente es de 1,83 metros.

El norirlandés Rory McIlroy, líder mundial, mide 1,77 metros y el inglés Luke Donald, el segundo del escalafón, es el de menor estatura con su 1,75. Quitando a Jason Dufner (1,77) el resto de golfistas de la elite miran al mundo desde el 1,80 o más.

El estadounidense Keegan Bradley se lleva el título de ‘techo’ del ránking, por su 1,91 metros.

Malas noticias para los golfistas bajitos y lo contrario para los de centro de gravedad más elevado. Por estos últimos derroteros navega el golf de elite y según los datos que facilita sobre cada jugador el European Tour y el PGA Tour.

En cuanto a los españoles, Sergio García supera la media nacional con 1,78 metros;  Gonzalo Fernández-Castaño, Rafa Cabrera-Bello y Álvaro Quirós están por encima y con claridad del metro ochenta. Lo dicho. Crecer para pegarle más largo y más potente a la bola.

 Estatura de los 15 mejores jugadores del mundo (media 1,83)

 1 – Rory McIlroy          1,77 metros

2 – Luke Donald           1,75

3 – Tiger Woods           1,86

4 – Justin Rose              1,89

5 – Louis Oosthuizen    1,78

6 – Lee Westwood        1,83

7 – Adam Scott             1, 83

8 – Bubba  Watson        1,87

9 – Jason Dufner           1,77

10 –  Brandt Snedeker   1,86

11 – Webb Simpson      1,89

12 – Keegan Bradley     1,91

13 – Ian Poulter             1,85

14 – G.McDowell         1,80

15 – Charl Schwartzel  1,80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*