¡No hay quien le pare! Thomas, nombrado por aclamación popular Jugador del Año del PGA Tour

5 octubre, 2017 | Redaccion
0

El golfista de Kentucky fraguó el triunfo en sus cinco victorias en la temporada 2016/2017 y después de llevarse el jugoso bonus de la FedEx Cup gracias a su regularidad

El joven jugador norteamericano suma un nuevo galardón a su magnánimo 2017. Foto: @PGATour

Era un secreto a voces –más aún cuando se hizo con la FedEx Cup hace varias semanas-, pero no ha sido hasta hace unas horas cuando se ha confirmado que Justin Thomas ha sido galardonado como jugador del año del PGA Tour. Un premio merecidísimo a todas luces después de una temporada grandiosa con cinco triunfos –PGA Championship incluido- que le han llevado directo al cuarto puesto de la clasificación mundial y a hacerse también con el Arnold Palmer Award como golfista con más ganancias del curso con apenas 24 años a sus espaldas.

Es un gran honor”, atinó a afirmar el deportista de Kentucky en un comunicado. “Cada vez que se tiene el privilegio de ganar un premio con el nombre de Jack Nicklaus se aprecia todavía más y lo agradezco de todo corazón”, confirmó Thomas, quien aventajó en esta carrera de votos de jugadores a Dustin Johnson, Jordan Spieth y a Hideki Matsuyama. “Es una locura, especialmente para alguien con las expectativas que tenía de cara a esta temporada. Nunca se me había pasado por la cabeza conseguir este premio, pero a partir de ahora lucharé por mantenerlo”, sentenció.

¿Y cómo lo piensa hacer? Muy fácil. Rodeándose de los mejores. Y es que si hace unos días Tiger Woods confirmaba que el jugador de Kentucky le había hecho un par de visitas a su residencia de Júpiter para practicar tanto los chips como los putts, ahora el propio golfista ha sido el encargado de adelantar que volverá a reunirse tanto con el californiano como con Jack Nicklaus e incluso su amigo Jordan Spieth, las únicas personas que conoce “que han logrado varios éxitos en una misma temporada y han tenido la obligación de reajustar sus metas y reevaluarse”.

Cuando estaba en la universidad hice mía una máxima que escuché y que dice que hay que tener de dos a cuatro metas fáciles de conseguir, de dos a cuatro que están al alcance pero que sean difíciles y de dos a cuatro que sean muy complicadas, pero que pueden lograrse si haces un buen año como es mi caso”, explicó. Y parece que esta manera de ver la vida le funciona a las mil maravillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*