Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Sergio, ante sus dos últimas balas para certificar su clasificación de cara a los PlayOff de la FedEx Cup

8 agosto, 2018 | Redaccion
0

El de Borriol necesitará de un buen resultado en el PGA si no quiere verse obligado a disputar el Wyndham con la necesidad de un gran puesto para llegar al Norther Trust y no poner el punto y final a la temporada en Estados Unidos

El castellonense tiene todavía dos oportunidades por delante para no decir adiós a la temporada. Foto: @bwin

Quién le iba a decir a Sergio García a comienzos de año que a estas alturas de la película todavía no tendría asegurada su plaza para los PlayOff de la FedEx Cup. Más que nada porque el castellonense empezó el 2018 en un estado de forma envidiable, sumando el triunfo en el Open de Singapur y consiguiendo algunos resultados más que interesantes en los torneos asociados al PGA Tour, como el T7 y el T9 en el WGC-México y el WGC-Match Play, respectivamente, y el lugar en el Valspar. 

Pero fue participar en el Masters y toda esa energía desprendida en el Augusta National solo doce meses antes se fue al traste con los trece golpes del hoyo 15 en la jornada del jueves. A partir de aquí, las prestaciones del castellonense no han hecho otra cosa que desminuir con el paso de los torneos hasta acumular seis cortes perdidos en sus diez últimas participaciones. 

Un hecho que le ha provocado desde declaraciones salidas de tono –como las de la segunda jornada del Open, donde despachó a la prensa en apenas un minuto-, pasando por un notable descenso en el ranking mundial -en la actualidad ocupa el 23er lugar- hasta acabar con el hecho que exponíamos al principio, con su participación en los PlayOff en entredicho. Y es que el jugador de Borriol necesita algo diferente a lo vivido en las últimas semanas sobre la hierba de Bellerive si quiere aspirar a formar parte del primer evento de la postemporada. 

¿Y si no lo consigue? Se preguntarán muchos. Pues de no poder atrapar un buen puesto con el que mejorar su 131er puesto actual en la FedEx todavía le queda la bala del Wyndham, un torneo del que ha preferido huir en los últimos años pero al que no le quedará más remedio que acudir si quiere formar parte de los 125 jugadores que participarán en el Northern Trust, y lo que es más importante, cumplir con los 15 torneos que el PGA Tour exige jugar en la temporada para mantener los derechos de juego. Ahora bien, en estos momentos el Maestro 2017 suma 331 puntos y se encuentra a 33 del sudafricano Tyrone Van Aswegen, actual 125º.

¿Qué quiere decir esto? Que Sergio necesitará poco más o menos un Top 25 en San Luis -lo que le otorgaría 40,33 puntos– para acceder entre los 125 mejores a falta de un torneo que va a tener que jugar de todas todas de no lograr una enorme posición. Y con el agravante que supondrá que, de darse este último caso, podría disputar hasta cinco eventos de manera consecutiva -un número que ascendería de seguir progresando en estos PlayOff-. Aunque, de momento, no miremos más allá de esta semana en Misuri y confiemos en que pueda revertir la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*