Seve y Olazábal, únicos campeones españoles en la historia del Masters

30 Marzo, 2016 | Redacción
0
Seve Ballesteros y Jose Mari Olazabal

Seve Ballesteros y Jose Mari Olazabal

The Masters, conocido popularmente como el Masters de Augusta, es uno de los cuatro Majors que componen el calendario golfístico de la temporada y el primero que se celebra cada año coincidiendo con el segundo fin de semana de abril desde 1940, aunque anteriormente desde 1934, año de su fundación, el torneo tenía lugar en el mes de marzo.

Lleno de tradiciones es el único que tiene una sede fija: el Augusta National Golf Club. Un club exclusivo creación de Bobby Jones (el mejor jugador amateur de todos los tiempos) y Clifford Roberts que junto al legendario Alister MacKenzie fueron los diseñadores del para muchos, mejor recorrido del mundo.

La historia dice que cuando Bobby Jones se retiró en 1930 después haber logrado ganar el Grand Slam ese año (único jugador en lograrlo) quiso hacer realidad un sueño: construir un campo de golf para él y sus amigos.

Para ello se asoció con su íntimo amigo, Clifford Roberts (quién puso la totalidad del dinero) y contrató al diseñador Alister MacKenzie que había dejado la medicina por su gran pasión: el diseño de campos. Dos años más tarde nacía Augusta.

Augusta cuenta con aproximadamente 300 socios desconociéndose la identidad de la mayoría de ellos. En 1990 admitió por primera vez a un socio negro y no fue hasta 2012  cuando Condoleeza Rice, ex secretaria de Estado estadounidense y la empresaria Darla Moore se convirtieron en las primeras mujeres admitidas en el club de Georgia, más por presión social que por propio convencimiento.

El evento nació en 1934 y durante los primeros cinco años llevaba el nombre de “Augusta National Invitational” adoptando su nombre actual en 1940. Solo en tres ocasiones ha dejado de disputarse, entre 1943 y 1945, a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial.

Aunque el trofeo de mayor reconocimiento para el campeón es la conocida Chaqueta Verde (desde 1949), el título va acompañado de otros premios y privilegios como una Medalla de Oro y la inscripción de su nombre en el trofeo de Maestros.

Además deportivamente obtiene el derecho a jugar de por vida en el torneo así como en los otros tres Majors y The Players en los cinco años siguientes y la membresía en el PGA Tour.

La tradición dicta que solo el campeón del año en curso puede sacar la Chaqueta Verde del Augusta National teniéndola que depositar en el Club lugar donde en diferentes actos puede hacer uso de la misma aunque al parecer son varios los jugadores que nunca la devolvieron, Gary Player, Arnold Palmer y Seve Ballesteros son algunos de ellos.

María Acacia López-Bachiller, jefa de prensa del Tour Europeo y de la Ryder Cup alguna vez ha comentado que en una cena de campeones, el genio de Pedreña se hizo el “longuis” y se la trajo para España. “Aunque se la reclamaron muchas veces, no la devolvió. De hecho, yo la he visto en su casa de Pedreña”, decía.

Ballesteros conquistó la famosa Chaqueta en dos ocasiones, 1980 y 1983, al igual que José Mari Olazábal logradas en 1994 y 1999. Jack Nicklaus es el máximo poseedor de esas prendas, seis. Le siguen Arnold Palmer y Tiger Woods que han ganado cuatro cada uno, siendo este último el ganador más joven a la edad de 21 años y 104 días.

La competición se disputa durante cuatro días a 72 hoyos (18 cada día) con corte finalizado el segundo de ellos. Billy Payne, director del Augusta National, anunció hace unos años varios cambios, los más significativos el aumento de número de jugadores que pasarían el corte, hasta 50 y empatados (eran 44 desde 1962) además de seguir con la regla de los 10 golpes, y que solo los 12 primeros repetirán para 2016, en vez de los 16 que hasta ese momento volvían un año después al torneo.

La finca del Augusta National en 1930

La finca del Augusta National en 1930

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*