Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Walker incendia Twitter por un comentario sobre su criterio a la hora de marcar la bola en el green

12 junio, 2018 | Redaccion
0

El ex campeón del PGA Championship reconoció a través de la red social que en muchas ocasiones pregunta a sus compañeros de juego si quieren o no que marque la bola para ayudarles con el golpe, algo terminantemente prohibido y que puede adulterar la competición

El golfista de Oklahoma, criticado duramente por su desconocimiento de la normativa. Foto: @PGATour

Parecía un comentario en Twitter sin apenas importancia, un chascarrillo de esos que salen en alguna conversación simplemente para intervenir y poner la opinión sobre un tema. Sin embargo, la pelota ha ido haciéndose cada vez más grande y a estas horas las palabras de Jimmy Walker el fin de semana se han convertido casi en una cuestión de estado al otro lado del charco a escasas horas de que eche a rodar el US Open. 

Todo empezó el sábado, cuando el estadounidense utilizó la red social del pájaro azul para contestar a un comentario del exjugador del European Tour Michael Clayton, que criticó una acción acaecida el viernes entre An y John Huh en el St. Jude Classic. En ésta podía apreciarse claramente cómo uno de los dos jugadores no marca a propósito su bola en el green para ayudar a su compañero de juego, que se disponía a realizar un chip desde el rough -con el consiguiente riesgo de enviar el golpe demasiado largo-. 

Normalmente se le pregunta al jugador si quiere o no que marques la bola”, contestó Walker. “Si no te gusta un jugador la marcarás siempre. Si te cae bien quizá la dejes para ayudarle con un golpe en concreto. Algunos jugadores no quieren ayudar y van corriendo a marcar su bola. Cada uno es como es”, sentenció. Y a raíz de esto avalancha de comentarios. En especial de Clayton, que le preguntó incrédulo si el criterio que utilizaba para ayudar a según qué jugador era su simpatía. 

Intento ayudar a todo el mundo. Especialmente si veo que está pasando por una mala racha. Yo a estos les pregunto si quieren que deje la bola”, apuntó de inmediato. Pero el mal ya estaba hecho. Los comentarios se sucedieron uno tras otro hasta que el propio Clayton le comentó que si algún jugador le respondía que a su pregunta estaría infringiendo claramente la regla 22-1. Y es que esta regla hay una parte donde se señala que “en el juego por golpes (stroke play), si el comité determina que los competidores han acordado no levantar una bola que puede ayudar a cualquier competidor, están descalificados”. 

Una norma que parecía desconocer el estadounidense, aunque terminó saliendo por la tangente. “¿De verdad? Que orgulloso estoy de tener a gente de reglas como tú a mi alrededor. El Golf es duro, tío. Solo pregunto a veces a los jugadores si quieren que marque o no la bola. Démosles la opción de que respondan. Muchos lo hacen”, sentenció el seis veces campeón en el PGA Tour. A partir de aquí la lluvia de respuestas fue de órdago. Muchos de ellos de parte de profesionales, que no entendían cómo se le podía favorecer a un contrincante cuando hay tanto en juego. 

Y no es para menos. Puede sonar superfluo, pero el ayudar o no a un jugador puede influir en su posición final y esto en la cantidad de dinero y puntos ingresados, lo que desvirtúa el torneo. Es jugar con la trayectoria de algunos por el mero hecho de que te caigan bien o mal. Y para muestra, un botón. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*