Darren Clarke: “Tuve 15 Ferraris y 3 Lamborghinis”

30 octubre, 2012 | Redacción
0

Darren Clarke, de joven apoyado sobre uno de sus vehículos. Foto: ‘The Telegraph’

 “Mis excesos a menudo tienen que ser vistos para ser creídos”, asegura el que puede ser el próximo capitán de la Ryder Cup para Europa, el golfista norirlandés Darren Clarke, de 44 años.

En un artículo intimista, escrito por Clarke en el diario británico ‘The Telegrah’, el golfista pone al desnudo su personalidad, sus debilidades, sus mejores y peores cualidades. Con una sinceridad inusual, el campeón del Open Británico de 2011 habla sobre sí mismo. Les reproducimos en un resumen sus reflexiones de este golfista que admite haber tenido 15 Ferraris y 3 Lamborghinis, entre otros coches de lujo.

 “Una cosa que ha sido una constante a lo largo de mi carrera y para la mayoría de mi vida es que cuando se trata de compras y gastos, tengo pocos rivales”.

 “Si dijera que una vez compré 60 pares de calzoncillos Calvin Klein, ¿me crees? No lo creerías, pero lo hice. ¿O 40 pares de pantalones en el mismo día y de la misma tienda? Sí, lo hice. ¿O 30 cinturones? Sí, soy yo”.

 “He tenido 15 Ferraris, 3 Lamborghinis y un surtido de Jags, Bentleys, Mercedes, BMW y Porsche. Voy a admitir que era un poco excesivo. Ahora soy más sensato”.

 “Mis tres principales aficiones fuera del golf son los coches, el vino y la pesca con mosca”.

 “Mi mayor extravagancia fue el jet privado que poseí con Lee (Westwood). Nos costaba  algo así como 12 millones de dólares, con los gastos de funcionamiento anuales de 2 millones. Lo tuvimos durante unos 10 años. Fue una gran idea en el momento. Estábamos viajando mucho juntos, porque nuestros itinerarios eran similares y funcionó para nosotros. Pero cuando enfermó Heather mi agenda ya no estaba sincronizada con Lee”.

 “Mi gran determinación es una de mis mayores ventajas pero también uno de mis mayores defectos. Esta actitud me ha llevado a lo más alto y a lo más bajo. Y creo que es muy difícil lidiar con las épocas bajas”

 “Frecuentemente me pregunto, ¿por qué estoy trabajando en lo mismo una y otra vez, hasta el límite? Dicen que la definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes. Creo que lo he intentado todo –practicar, gimnasio, psicólogos deportivos, entrenadores–. Una y otra vez, pero los resultados rara vez me satisfacen”.

 “Nunca olvido a las personas que han sido buenas conmigo, ni tampoco a las que han sido malas”.

 “Nunca he querido ser famoso, pero sí que he sido materialista, porque he estado en condiciones de pagar las cosas que he soñado. Tenía fotos de Lamborghinis en la pared de mi dormitorio cuando crecía. En cuanto pude, me compré uno”.

 “Butch Harmon una vez me dijo: ‘¿no ves los coches fúnebres tirando de una caja fuerte?’. A mí no me vais a ver tirando de una. A veces soy generoso al punto de la estupidez, pero disfruto mucho con ello. Me gusta compartir un poco de felicidad, sobre todo con toda mi familia”.

 “He hecho bastantes pruebas de personalidad y los resultados indican que soy una persona introvertida, pero la gente piensa que soy extrovertido. Soy tímido y nunca pasaría a una sala el primero si hay otra opción”.

 “Aunque adoro mi casa en las Bahamas, no hay como estar en casa, y esa es Portrush. Cuando uno es del Ulster siempre surge la pregunta sobre si soy británico o irlandés. Me encantó Londres y he amado y representando a Irlanda, pero cuando la gente pregunta lo que soy me enorgullece decir que de Irlanda del Norte. Mi hogar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*