Clarke y Glover toman el mando en el Open, Jiménez y Larrazábal en el Top Ten

15 Julio, 2011 | Redacción
0

Darren Clarke feliz con su vuelta

Al término de la segunda jornada del Open Championship 2011, el corte quedó establecido en +3. A partir de mañana sábado serán 71 jugadores los que pelearán por el título en Royal St George’s.

Ninguno de los jugadores del turno de tarde han podido superar el resultado de -4, presentado esta mañana por el norirlandés Darren Clarke y el americano Lucas Glover.

Le siguen a tan solo un golpe Chad Campbell, Thomas Björn, Martin Kaymer y Miguel ángel Jiménez.

A Miguel Ángel Jiménez se le sigue viendo feliz y relajado. Al llegar al 18 le aplauden mucho desde las tres gradas que bordean el green y él, al finalizar, se quita la gorra y agradece sus aplausos a cada una de las gradas. Todo un “gentleman” por estas tierras inglesas. Ha sido un día con bastante viento al contrario de ayer, un viento diferente. He jugado bastante bien el campo terminando con 71 golpes +1, para un total de 137 golpes. “He tenido hoyos donde he recuperado bien algunos golpes que se me han ido fuera de calle y a algunos bunkers. Jiménez se ve con posibilidades, claro está, pero todavía faltan dos jornadas. “Estamos a mitad del torneo. Hay que seguir jugando bien, tener paciencia, esquivar los bunkers y seguir disfrutando del juego,” comentó el malagueño.

El campo ha estado hoy igual de difícil que ayer, ha vuelto a ser un día complicado con dos vientos totalmente distintos. Por ejemplo, Miguel Ángel ayer jugó en el hoyo 4 un driver de salida y hierro 9 de segundo golpe; hoy madera 3 de segundo golpe. El birdie del hoyo 6 ha sido un revulsivo, después de los bogeys . “Las calles estaban más duras que ayer y los greenes también, esto es puro link, así el campo se hace más interesante. Hoy he tenido que trabajar más de la cuenta; donde ayer pegaba hieros cortos, hoy he tenido que dar golpes mas largos. Mañana las previsiones de tiempo son peores, “nos pondremos el traje de agua y el gorro y simplemente a jugar y a disfrutar,” dijo para finalizar.

Lo de Sergio García ha sido una pena. Finalizaba el hoyo 14 con dos bajo par pero dos inoportunos bogeys en los hoyos 15 y 17 han hecho que el jugador terminara al par, ocupando la posición 19º en la clasificación general.

Vuelta trabajada la de Sergio hoy. Las condiciones eran complicadas, seguramente más que para los que jugaron por la mañana. Hoy durante 12 hoyos al par se ha mantenido tranquilo, ha tenido posibilidades de birdies, ir haciendo pares sabía que era bueno. Ha conseguido meter un buen putt en el 13 y jugar muy bien el hoyo 14, lástima los dos últimos hoyos del recorrido.

Los primeros cuatro hoyos y los cuatro últimos estaban dificilísimos. Ayer en el hoyo 4 jugó driver y lob-wedge, en cambio hoy ha jugado driver y hierro 3 quedándose justo a principio de green. Le ha ido mejor cambiando la cabeza del driver, simplemente diferente. La cabeza era más ligera y le costaba conseguir que la bola volviera.

Se le ve tranquilo y con confianza, le ha pegado mejor a la bola. Sabe que hay que tener mucha paciencia y dar los golpes correctos en los momentos adecuados. Mañana espera jugar bien para el domingo tener posibilidades. Estar a cuatro golpes de los líderes es poca diferencia, es cierto que no viene buen clima, pero de cualquier manera quiere hacer una buena vuelta y con esa mentalidad va a salir a jugar mañana.

Pablo Larrazábal ocupa la 7ª posición tras una gran segunda ronda de 70 golpes, el par del campo.

Ha hecho un birdie en el hoyo 8 y un bogey al 9 con tres putts. Enseguida se ha recuperado y en el hoyo 10 ha conseguido hacer otro birdie. Lástima después que en el hoyo 14 enviara la bola fuera de límites y de nuevo ha vuelto a hacer bogey. “Me he ido fuera de límites 50 metros, y eso que quería evitarlo al máximo,” dijo Pablo al terminar.

Desde el tee ha estado bastante errático, le ha salvado la magia alrededor del green y lo bien que le ha funcionado hoy el putt. En cuanto a la posición de las banderas, dijo: “Si juegas desde la calle las banderas no son difíciles, pero desde el rough todas las banderas se complican. Si juegas al par, las banderas son más fáciles; si juegas al birdie seguramente se complican un poco más.” Hoy Pablo ha jugado más desde los roughs de Royal St George’s, pero aún así ha terminado al par.

Mentalmente se encuentra fuerte. “Seguramente en el 2010 un día como hoy hubiera hecho 78,” dijo. Está orgulloso del trabajo mental que está haciendo. Pablo sabe que está trabajando bien, hoy el juego largo no le ha acompañado, pero la cabeza y el juego corto han estado bien, así que en cuanto el juego largo acompañe al jugador volverá a salir todo sobre ruedas.

Mal día para Álvaro, se vuelve a casa. Pero a pesar de no haber pasado el corte cuando llega al green del 18 le aplauden como si lo hubiera hecho. Las cosas no le han salido bien hoy, su vuelta se ha torcido muy pronto y ha tirado la toalla. “Lo que no he hecho en los dos días anteriores, no lo iba a hacer hoy en media vuelta,” dijo al finalizar.

El problema de las manos no ha sido la disculpa. Evidentemente tiene algo que ver, las bolas no han ido lo sólidas que él suele pegar. Pero hoy la suerte tampoco le ha acompañado. Ayer mentalmente estaba mal, pero hoy lo ha intentado; los primeros 7 hoyos tan solo perdió un green y ha tenido varias opciones de birdie que no han entrado. En el hoyo 8 hizo bogey y ahí se terminó el Open Championship para él.

Se va con la sensación de no haberle sabido jugar al campo. “Es un campo al que hay que habituarse, las bolas en los greenes ruedan mucho y yo no tiro con confianza, siempre creo que me voy a quedar corto y luego se me pasan, tengo que creer más en el golpe que estoy viendo,” dijo. Además Álvaro sabe que no está en su mejor momento de juego y de confianza. “Precisamente este tipo de campos te ponen más a prueba. En St Andrew’s fue diferente, las calles eran 50 metros más anchas y los greenes más grandes. Royal St George’s es puro link,” comentó para finalizar.

Alejandro Cañizares, a la espera de ver que sucedía por la tarde, también ha quedado fuera del corte por tan solo un golpe.

Hoy la sorpresa también la protagonizan algunos de los jugadores que eran firmes candidatos a ganar este año la Claret Jug. Es el caso del nº 1 y nº 2 del mundo, los ingleses Luke Donald y Lee Westwood, el norirlandés Graemme McDowell, el italiano Matteo Manassero, el también inglés Ian Poulter.

Ángel Cabrera se vuelve a casa y Camilo Villegas también.

El argentino Ángel Cabrera no tuvo su día, no ha logrado pasar el corte. Finaliza hoy con 74 golpes para un total de +6. No pegó bien la bola hoy y “aquí se paga caro cuando no se juega bien,” dijo. En el hoyo 12 hizo doble bogey, tuvo una mala salida y para dar el segundo golpe no tenía la bola en buena posición. A partir de ahí empezó a dudar y perdió la confianza. “Pero es el golf una semana más, en el golf puede pasar cualquier cosas, venía con buenas expectativas, había jugado bien la semana pasada…” dijo el jugador al terminar. Ahora se va a Argentina a descansar unas semanas y después otra vez para América.

Camilo Villegas tampoco ha podido superar el corte. Lo del colombiano sí que ha sido una lástima. Pasaba por los primeros 9 hoyos con un golpe bajo par, pero su segunda vuelta no ha sido nada buena, tres bogeys y un doble bogey le han dejado sin posibilidades de jugar el fin de semana.

Fuente: opengolf.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*