El golf, uno de los deportes más sanos

20 Junio, 2012 | Redacción
0

El colombiano Camilo Villegas, uno de los golfistas más elásticos del Tour americano

OpenGolf acudió a la consulta en Vinarós (Castellón) del doctor Andrés Hernández, otorrinolaringólogo, cirujano y jugador del club Panorámica, para formularle algunas preguntas sobre cómo cuidar la salud del golfista.

Recientes estudios señalan que las personas de más de 40 años, que tienden a llevar una vida sedentaria pero practican regularmente el golf, corren un menor riesgo de sufrir afecciones cardiovasculares.

El doctor Andrés Hernández nos dio sus respuestas.

Pregunta. ¿Es el golf un deporte sano?   

Respuesta. El golf es uno de los deportes más sanos que existen. Es aeróbico y no requiere esfuerzos violentos ni una preparación especial, cualidades que lo hacen practicable a todas las edades y por todas las personas.

P. ¿Cuáles son los riesgos para las vías respiratorias?

R. Deben tener un cuidado especial aquellas personas alérgicas o que sufran enfermedades crónicas de las vías respiratorias en determinadas épocas del año, cuando la polinización es más acentuada, por el riesgo a padecer crisis de rinitis o asma secundarias a la exposición a los alergenos ambientales.

Otros riesgos para las vías respiratorias vendrían derivados fundamentalmente de no ir bien equipados en época invernal, con la posibilidad de catarros u otras enfermedades inflamatorias de las vías respiratorias.

P. ¿Cómo debe ir equipado el golfista para la intemperie?

R. Como golfistas debemos procurar ir bien equipados tanto en invierno como en verano, con ropa adecuada a cada estación, calzado apropiado, cabeza cubierta que nos previene de lesiones en la piel o insolaciones; hidratarnos suficientemente y comer lo necesario para mantener unos niveles de glucemia adecuados.

P. ¿Hay un repunte de las lesiones de cuello y hombros?

R. Por lo que hace referencia a los problemas de contracturas de cintura escapular y zona cervical decir que son debidos, por una parte, a la propia tensión del juego, y por otra al esfuerzo físico que realizamos.

Es fundamental, antes de comenzar el juego, realizar un buen calentamiento que incluya estiramientos de la musculatura cervical, entre otros.

Durante la partida no debemos tomarnos demasiado a pecho los malos resultados, recordando que son 18 hoyos y que “hasta el rabo” todos es toro.

Al finalizar conviene repetir los estiramientos y si fuese posible un buen masaje; acordarnos de los buenos golpes olvidando lo negativo, lo que nos llevara a un mayor disfrute.  Un saludo y ¡buen partido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*