The Open

Los profesionales del golf, a veces, también tiran la toalla

6 Enero, 2013 | Redacción
0

Marieke Nivard cuando ganó el Open de Azores en 2011

La historia de Marieke Nivard (14-06-1990) no es la primera ni tampoco será la última. Sueca de nacimiento, holandesa de adopción y profesional desde hace años, se enfrenta a una de las decisiones más importante de su vida, colgar los palos y abandonar el golf de forma definitiva.

En una entrevista que publica golf.nl llena de emociones, cuenta, sin saber exactamente por qué, cuáles son los motivos de tal decisión.

“Esta ha sido una decisión muy difícil de tomar. Toda mi vida he hecho lo que yo quería para convertirme en profesional. Luché duro para ello e hice todo lo posible para conseguirlo. Pero al poco tiempo de convertirme en profesional me surgieron las primeras dudas. Enseguida sentí que no era feliz con esa vida y rápidamente perdí la diversión por la práctica del golf, incluso en ese primer año ya se me pasó por mi mente dejarlo todo”, dijo.

En el ámbito masculino, para Steve Stricker los 25 millones de dólares ganados en sus últimos seis años parecen ser suficientes. El profesional estadounidense ha manifestado en Hawai que desea jugar menos para vivir de otra manera, coincidiendo con la citada Nievar que dio el paso al terreno profesional pero para caer al abismo.

Stricker fue número 2 del mundo y cumplirá 46 años el próximo mes. Fue a defender a Hawai el título la semana pasada y ya piensa en un semi retiro. Jugará los ‘majors’ y los torneos de la serie de los Mundiales WGC. Y poco más. “No quiero centrar más mi vida en el golf y en los viajes. Se acabó”, dijo Stricker al PGA Tour, quien cambiará por una vida familiar más saludables en Wisconsin.

A Nievar le llegó su mejor momento a finales de 2011, en su primer año como ‘pro’ cuando ganó la Orden del Mérito del LET Acess (paso previo al LET, Circuito Femenino Europeo). “Fue un gran momento. Pero solo era eso, un gran momento. Sin embargo, a pesar de que no me se sentía bien, alejé todos los malos pensamientos de mi cabeza. Solía bromear y decir que tenía que seguir adelante, no podía hacer nada más”, confesó.

“Mucha gente pensará que mi decisión de abandonar el golf es a consecuencia de los malos resultados en esta temporada pasada en el Circuito. Pero nada más lejos de la realidad”, dijo Nivard después de clasificarse en el puesto 115 º en la Orden de Mérito. Su mejor resultado fue un vigesimosexto puesto en el Abierto de Alemania.

“Estoy muy agradecida de que nadie haya tratado hacerme cambiar de opinión. De la misma manera que mi familia, mis entrenadores y mis patrocinadores me apoyaron en mis decisiones como golfista, ahora me apoyan en mi decisión de dejarlo. Podría haber continuado otra temporada, pero que no habría sido justo para ninguno de ellos ni para mí misma”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*