Pesar en el golf español por la muerte de Jaime Ortiz-Patiño (Reacciones)

4 Enero, 2013 | Redacción
0

Jaime Ortiz-Patiño, vicepresidente vitalicio de Valderrama, junto a José María Olazábal. Foto: Warren Little

La bandera de Bolivia ondea a media asta desde el jueves en el club gaditano de Valderrama, tras la muerte a los 82 años de su presidente honorario Jaime Ortiz-Patiño, mientras las muestras de pesar por la desaparición de uno de los próceres del golf en España se han sucedido desde todos los ámbitos de este deporte.

“Trasladamos nuestro más sentido pésame a la familia, en especial a su hijos Carlos y Felipe”, publicó hoy el Club Valderrama y su presidente, Nuno de Brito e Cunha, añadió “Creemos que es importante recordar el gran legado y la aportación de “Jimmy” al mundo del golf. Trabajó de manera incansable para lograr que Valderrama acogiese la Ryder Cup de 1997, dieciséis ediciones del Volvo Masters y los Campeonatos del Mundo AMEX. Todos sabemos que la Ryder Cup jamás hubiera salido de las Islas Británicas de no ser por su perseverancia y visión”.

Desde el Circuito Europeo, George O’Grady, su consejero delegado, recordó que Jaime Ortiz-Patiño “ha proporcionado momentos de orgullo al Circuito Europeo; él fue quien, de alguna manera, cambió el curso del golf en Europa”.

Jugadores como José María Olazábal también han tenido palabras de elogio para el finado.

“Mantuvimos muchas conversaciones y siempre se interesaba por el futuro del Tour, tenía una visión muy amplia y las cosas muy claras”, comenta el jugador vasco, quien apostilló: “Recuerdo la ilusión que tenía en los primeros Volvo Masters. Le gustaba controlar todo y ¡a veces era un poco drástico! Se levantaba a las 4.30h de la madrugada, de noche, y se iba al campo a trabajar con su equipo de mantenimiento, incluso cogía la máquina y cortaba ‘greens’. Tenía un carácter marcado y muy especial, eso no lo hace cualquiera”.

Para Sergio García, último ganador en Valderrama (Andalucía Masters 2011) “es un momento muy triste, no solo para España sino para todo el mundo del golf”.

“Jaime Ortiz-Patiño era un gran hombre; creó algo muy especial, una obra maestra que permanecerá para siempre”, agregó el castellonense.

Miguel Ángel Jiménez también mostró su pesar: “Me consta que me tenía mucho cariño. Jugué con él el Pro-Am del Volvo Masters 95 y por poco si vuelvo a hacer un albatros en el hoyo 17, como en el torneo el año anterior”.

“Siempre me decía: “Miguel, a ver si ganas de una vez en Valderrama, me haría mucha ilusión que ganases aquí un torneo”, declaró a María Acacia López-Bachiller.

Gonzalo Fernández-Castaño, socio de Valderrama, aseguró que “estaba en Valderrama cuando se conoció su fallecimiento, y solo había que ver las caras de tristeza y consternación de todos los empleados para darse cuenta de lo mucho que su figura ha significado para ellos”.

“Junto con Joe McMicking (fundador de Sotogrande) ha sido uno de los pilares esenciales para esta zona, para Guadiaro y San Roque. Aquí se les quiere mucho y la gente está muy agradecida por la cantidad de cosas buenas que han hecho, por todo lo que han aportado”, dijo el golfista madrileño.

Ángel Gallardo, vicepresidente del Circuito Europeo, apuntó que la última vez que le vio “fue en noviembre”. “Vino a cenar a mi apartamento en Crans-sur-Sierre. Trajo un vino muy bueno y cenamos ‘Fondue Bourgignon’, que le encantaba. Fue una velada muy agradable”, dijo.

“Creo que Jaime no sólo ha hecho mucho por el golf español sino también por el europeo; ha sido el alma del golf en Europa. Nosotros le nombramos vicepresidente honorífico del Circuito Europeo. Un merecidísimo reconocimiento para un gran hombre”, recalcó Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*