Advertisement
Advertisement

¿Qué hacer y no hacer en una tormenta? El sudafricano Retief Goosen fue víctima de un rayo

7 junio, 2016 | Redacción
5

A quién no le ha pillado una tormenta de esas en las que ni el paraguas sirve para protegernos del agua. Pero sepamos que en ese trance el agua de lluvia es lo de menos, pues el peligro para todo golfista en pleno campo de golf es si la tormenta en cuestión viene acompañada de aparato eléctrico. Son los temidos rayos que a veces, incluso, se presentan sin agua de por medio.

No pretendemos dramatizar, pero al sudafricano Retief Goosen, campeón de dos Grandes (Open USA de 2001 y 2004), le cayó un rayo en un árbol de al lado cuando jugaba al golf con 17 años con un primo. El rayo buscó las cabezas del ‘driver’ y los hierros. Retief se quedó inconsciente y se tragó la lengua. El jugador podría haber muerto de no ser porque un médico se encontraba en el hoyo siguiente y le socorrió a tiempo.

Desde aquel episodio dramático, Goosen perdió audición en el oído izquierdo. Salvó la vida de milagro.

¿Qué debemos y no debemos hacer si nos sorprende una tormenta en el campo de golf? Empecemos por las acciones a evitar.

En primer lugar, NO GUARECERSE BAJO UN ÁRBOL alto o aislado. Éste puede ser un pararrayos natural. ALÉJESE DE SU CARRO DE GOLF Y DE SUS PALOS. Contienen metal, y los rayos irán directos a ellos. Abandone el material a más de 30 metros de distancia. Ya podrá recuperarlos después, cuando amaine la tormenta.

Cerciórese de que no está cerca de un poste o conducción eléctrica. NUNCA ECHE A CORRER durante una tormenta y menos con la ropa mojada. Esto es muy peligroso. Creamos una turbulencia en el aire y una zona de convección que puede atraer el rayo.

APAGUE LOS MÓVILES, pues sus radiaciones electromagnéticas pueden atraer los rayos, y no usar PARAGUAS CON PUNTA METÁLICA.

¿Qué hacer entonces?

HACER CASO A LA SIRENA del campo, que nos anunciará una posible llegada de aparato eléctrico. Si el aviso nos sorprende demasiado lejos y se presenta la tormenta, ir caminando pausadamente hacia la casa club, pero si notamos cosquilleo en el cuerpo, se nos eriza el cabello, o vemos brillar y echar chispas un objeto de metal HAY QUE adoptar la posición de seguridad de inmediato porque la descarga de un rayo es inminente. La posición de seguridad más recomendada es colocarse QUIETO EN CUCLILLAS, lo mas agachado posible.

Esta posición nos aislará bastante ya que no sobresalimos mucho sobre el terreno, tocando solo el suelo con el calzado que, según su material, nos aislará mucho más.

Podemos sentarnos o tumbarnos sobre un objeto o material SECO y AISLANTE para estar más cómodos.

Fuente: agentesforestales.org