Jiménez y la Federación

0

Me extrañó en su momento que Miguel Ángel Jiménez, en su faceta de organizador de un torneo del circuito europeo, cargara dialécticamente y, además, desde Dubai contra Gonzaga Escauriaza, quien por cierto pronto será reelegido presidente de la Real Federación Española de Golf para otros cuatro años, en donde se incluye la apasionante cita olímpica de Río 2016.

Se lamentaba Jiménez de que Gonzaga hizo caso omiso a su petición de ayuda económica para el torneo que intenta sacar a flote en 2013. La frase se remataba con un “cada año le pido ayuda y siempre me dice que no puede”, para concluir que “la Federación Española no intenta en ningún momento ayudar” a su torneo.

Pues bien. Leída la aclaración de Jiménez sobre el asunto en este diario ‘OpenGolf’, y sobre suelo patrio, la cuestión no me hace albergar ya duda alguna. El periodista de la agencia Reuters se hizo un lío, presupongo que sin querer hacer daño al ‘Pisha’ pero con interés de que su nota tuviera difusión.

No hubo, en ese teletipo, una correcta concatenación de preguntas y respuestas, dejando a estas últimas desprovistas del sentido real porque, de lo contrario, las declaraciones del malagueño no habrían llegado tan lejos, pues créanme que se leyeron por muchos rincones del planeta. Y de eso, los “agencieros”, sabemos algo.

Por estricto criterio deontológico, la entrevista tendría que haber caminado por otros terrenos. Por ejemplo, con algo así en el texto: preguntado Miguel Ángel Jiménez por si había solicitado ayuda financiera a la Federación Española, el golfista español comentó que ‘siempre se lo pido a Gonzaga, pero este año también me respondió que no podía ser’, y puntualizó: ‘Es comprensible, porque la situación en España no es sencilla, aunque sigo luchando por sacar adelante mi torneo y preguntar a la federación creo que es una consulta obligada’.

Frases de este tenor no venden tanto como estas otras: “no me hacen caso (federación)” o “me niega la ayuda (Gonzaga) y así no hay manera”.

Pero menos mal que Jiménez nos aclara el embrollo en ‘OpenGolf’, y que Gonzaga ya ha recibido la versión de lo ocurrido por boca del propio Jiménez. Y, además, sepan que el ‘Pisha’ no es de los que habla a miles de kilómetros de distancia. El de Churriana te agarra, te mira a los ojos, y te suelta lo que en ese momento piensa.

Y a Miguel desde Dubai, sinceramente, no le veo ‘rajando’ de Escauriaza por un asunto que entre ellos ya tienen más que hablado. Lo que pasa es que Jiménez, como es comprensible, tiene que hacerle el guiño a Gonzaga, cada año y por si hay suerte con los presupuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*