Las falsedades del juego lento

El Tour europeo, y así lo admitió la semana pasada John Paramour, el jefe de los árbitros que se pasea en ‘buggy’ por los campos, ha pasado a la acción para combatir lo que ellos llaman la plaga del juego lento.
Algunas penalizaciones ya han caído. La última a Ross Fisher. El golfista inglés padeció el estrés del pulgar de Paramour y su cronómetro, cuando ese domingo y en cada golpe se estaba jugando la posibilidad de ganar un título.
La parecerá justo al Tour y quizá divertido a Paramour, pero opino todo lo contrario.
Este árbitro justifica en parte así su decisión, en declaraciones que difunde el propio Tour europeo: “Conozco a Ross. No es lento ni rápido, pero cuando está con opciones juega lento”.
¿Y qué espera Paramour de un golfista que está peleando por lo que lleva meses entrenándose? Porque no es lo mismo jugar para ganar que para terminar el quincuagésimo. Por eso, los 40 segundos que da el reglamento de margen para golpear ¿son justos?
De la misma manera que los golpes se afrontan de distinta manera cuando llueve o hace viento; o cuando el golpe es complicado, ciego, o hay neblina o mucho público que distrae… ¿Dónde está aquí la objetividad del reloj? ¿En el pulgar de Paramour? ¿Por qué 40 segundos y no 55, o 1 minuto?
Sigo el deporte en general diariamente y esta cuestión del juego lento en golf es singular, por cuanto está supeditada en su totalidad a la subjetividad del árbitro de turno. La materia tiene lagunas, y deberían sentarse los expertos para mejorarla.
Y si el juez de turno es Paramour, mucho cuidado si usted, lector, es jugador profesional, porque ya le tendrá encasillado como tenía a Ross Fisher.
No es tolerable que un árbitro tenga etiquetados a los jugadores, como Paramour dijo que tenía catalogado a Fisher. Lo peor es que Ross no será el único de la lista de Paramour, claro.
¿Se imaginan que Undiano Mallenco, colegiado de la Liga de fútbol, dijera de Cristiano Ronaldo que es un futbolista que suele simular caídas en el área y que, cuando los partidos se acercan al final, todavía abusa más de esos engaños?
Al bueno de Undiano se le habría caído el pelo, y nunca más usaría ya el silbato excepto en los partidos entre amiguetes de su vecindario.
Pues sepan que Paramour sigue ahí, como si nada, después de despachar a Ross Fisher en verbo y multa. Alguien del Tour o el Comité de jugadores debería tomar cartas en el asunto, por este tipo de declaraciones intolerables y por la subjetividad que puede asomar detrás del cronómetro de los árbitros.

3 Comments

  1. victor says:

    Desde mi humilde opinión, hace mucho tiempo que le hubiera cortado las alas a John Paramour. Ídolo de muchos árbitros, comprensible, y de británicos, por lógica nacionalista, y odiado por jugadores que han tenido que soportar el martillo “injusto” de determinadas decisiones.

    ¿Juego lento? a ver, veamos. Se han dado casos de jugadores que lo hacen a propósito para descentrar a los otros. Jugadores extremadamente nerviosos que se bloquean. Jugadores que piensan cuando llegan a la bola y no cuando han dado el golpe anterior. Muchos y variados. Difícil tratarlos a todos con el mismo rasero.¿solución? Reloj!

    Partido final, nadie detrás, público expectante, meses y quizás años de trabajo incesante para un gran triunfo o pequeño, me da igual. Partido emocionante…….pues me parece que Paramour quiso protagonismo, nada más.

    A debate? no lo creo necesario, hay que imponer el reloj, creo que es lo más razonable y justo.
    Como en el resto de deportes medidos por tiempo, el golf debe tenerlo igualmente.

    Máximo de 41/2? para profesionales y 51/2 para amateurs? no lo sé, pero desde luego, insisto que desde mi punto de vista, un tiempo ha de marcarse.

    ¿Os imagináis que se pusiera un máximo de 5 horas por torneo, y donde estés te quedas, y si no terminas, descalificado?. ya nos preocuparíamos de jugar más rápido y de presionar a los de delante si fuese necesario.

    En los deportes con tiempo se pita y sanseacabó. ¿aprenderíamos a jugar dentro de límites?

  2. Jesus says:

    En mi humilde opinión las Reglas están para ser cumplidas … y aplicadas.

    Intento explicarme: supongo que existirán unas Condiciones de la Competición para el Tour en las que estará contemplado el ritmo de juego, pues estas condiciones no son ni justas ni injustas, simplemente son las que hay. Los jugadores tienen que cumplirlas y los arbitros están obligados aplicarlas.

    Pero no sería admisible que el criterio de aplicación de esta u otra condición se cambie sin advertir fehacientemente a todos los interesados. En alguna declaración de los árbitros he querido entender que la condición de ritmo de juego se estaba aplicando de forma un tanto laxa y que habían decidido que era el momento de aplicarla de forma mas rigurosa. Si los jugadores estaban advertidos, nada que objetar … otra cuestión es que hubiesen creido que esta vez iba en serio.

    Al margen del componente reglamentario, creo que el juego lento es un mal a erradicar y que no está mal que los profesionales den ejemplo. Pero tambien me malicio que en todo esto algo habrán tenido que ver las TV y lo aburrido que a veces se hacen las retransmisiones.

  3. Jesus says:

    En mi humilde opinión las Reglas están para ser cumplidas … y aplicadas.

    Intento explicarme: supongo que existirán unas Condiciones de la Competición para el Tour en las que estará contemplado el ritmo de juego, pues estas condiciones no son ni justas ni injustas, simplemente son las que hay. Los jugadores tienen que cumplirlas y los arbitros están obligados aplicarlas.

    Pero no sería admisible que el criterio de aplicación de esta u otra condición se cambie sin advertir fehacientemente a todos los interesados. En alguna declaración de los árbitros he querido entender que la condición de ritmo de juego se estaba aplicando de forma un tanto laxa y que habían decidido que era el momento de aplicarla de forma mas rigurosa. Si los jugadores estaban advertidos, nada que objetar … otra cuestión es que hubiesen creido que esta vez iba en serio.

    Al margen del componente reglamentario, creo que el juego lento es un mal a erradicar y que no está mal que los profesionales den ejemplo. Pero tambien me malicio que en todo esto algo habrán tenido que ver las TV y lo aburrido que a veces se hacen las retransmisiones.

    Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*