The Open

El mayordomo del Papa denuncia malos tratos por parte del Vaticano

2 Octubre, 2012 | Redacción

Paolo Gabriele, el mayordomo del Papa acusado de robo agravado de documentos confidenciales, ha declarado esta mañana que tras ser detenido por las autoridades de la Santa Sede estuvo inicialmente encerrado en una celda tan pequeña que ni siquiera podía estirar los brazos. Y no sólo eso: durante entre 15-20 días la luz de su calabozo permaneció encendida ininterrumpidamente, 24 horas al día.

“¿Es verdad que en la primera celda en la que estuvo encerrado no podía siquiera estirar los brazos?”, le ha preguntado esta mañana su abogada defensora, Cristina Arru, durante la declaración que el mayordomo ha sido prestado ante el tribunal vaticano que lo está juzgando. “Sí, es verdad”, ha respondido el ex ayuda de cámara de Benedicto XVI. “¿Es verdad que durante 15-20 días la luz de su celda estuvo encendida 24 horas al día?”, quiso saber la abogada. “Sí”, contestaba el mayordomo. “En la celda no había interruptor y la luz estaba encendida 24 horas“. Informa ‘El Mundo’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*