Advertisement
Advertisement

Un niño de 7 años consigue un Hoyo en Uno en su primera incursión en un campo de Golf

10 enero, 2018 | Redaccion
0

El inglés Freddy Sage, que llevaba doce semanas entrenando en un campo de juego corto, sorprendió a los presentes con un disparo perfecto que cubrió los 100 yardas que separaban el tee de la bandera

Este pequeño se ha convertido en un referente para quienes quieren romper estadísticas. Foto: @IanParker

Dicen que las estadísticas están para romperlas y en este caso este popular dicho nos viene como anillo al dedo, porque ¿qué posibilidades existen de que un jugador consiga un Hoyo en Uno la primera vez que pisa un campo de Golf? ¿Y si ese jugador es un niño de 7 años? Créanselo, porque no estamos bromeando. Ocurrió hace varias semanas -antes del período de Navidad- en Hertfordshire, un pequeño condado del sureste de Inglaterra, donde un pequeño sorprendió a todo el mundo cuando logró un Ace pocos minutos después de hacer el debut en campo grande.

No fue solo una de esas cosas que ocurren una vez en la vida”, confesó Gary Parker, jefe de profesionales del Knebworth Golf Club, lugar donde se gestó la hazaña. “Golpeó directamente desde el tee con un disparo muy ortodoxo”, continuó. Y es que las 100 yardas que separaban la salida desde la bandera podrían haber resultado complicadas para cualquier jugador de 7 años, pero no así para Freddy Sage, autor de la gesta.

Este chico, junto a un grupo de amigos, había estado participando en la academia y trabajando en su juego durante las últimas doce semanas. Pero no, no habían salido todavía al campo. Por eso la consecución del Hoyo en Uno pilló por sorpresa a todos los que lo vivieron, incluido al propio Parker. “Realmente estaba en estado de shock. En ese momento me encontraba ayudando a otro chico cuando levanté la vista y me encontré con eso. Fue una hermosa toma. La bola se elevó y botó una o dos veces antes de entrar directamente”, afirmó.

Este pequeño se encuentra inscrito en un programa de capacitación llamado Jack Mudd Academy, que bebe el nombre de un prometedor jugador local que falleció en un accidente de automóvil en 2015. A partir de ese día la familia de Mudd recaudó fondos para la elaboración de un campo de juego corto, que está sirviendo de entrenamiento a muchos niños como Freddy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*