Choque de trenes en mitad de Dubai

23 noviembre, 2012 | Redacción
0

Rory McIlroy y Luke Donald. Foto: worldgolfchampionship.com

Pese a que la Orden de Mérito está decidida, la emoción ya se palpa, se siente a flor de piel tras dos rondas en la Final de Dubai: los dos mejores jugadores del mundo, por este orden el norirlandés Rory McIlroy y el inglés Luke Donald, comparten el liderato, a lo que también se ha apuntado el escocés Marc Warren.

McIlroy, como en casa por jugar en la sede de su patrocinador Jumeirah aunque con décimas de fiebre, desplegó su mejor golf agresivo, para firmar 67 golpes (-5). Por el camino, Rory dejó “tirado” a Gonzalo Fernández-Castaño, su compañero hoy, y se lanzó hacia el liderato con sensación de dejarse muchos ‘putts’ por el camino.

 Donald, quien antes que Rory, en 2011, ganó también los dos Tour a ambos lados del Atlántico (Europa y Estados Unidos), igualó los 11 abajo de McIlroy gracias a un sensacional segundo hierro en el hoyo 18 y un fácil ‘birdie’.

Los dos estilos de entender el golf ya están enfrentados para el sábado. McIlroy, largo y agresivo, y Donald, el táctico que sigue sin ‘bogeys’ todavía en el torneo.

El Tour europeo vivirá un fin de semana repleto de emociones, el maná televisivo cuando la Orden de Mérito (Carrera a Dubai) llegó decidida para McIlroy, de 23 años, a esta cita final del circuito.

Castaño (72 golpes), el mejor valor del golf español en el inicio, cedió el relevo a Sergio García, quien igualó el récord del campo con 64 golpes (-8) que le auparon hasta la decimoctava posición, a cuatro golpes del trío de cabeza.

“Los nueve segundos hoyos fueron muy locos”, admitó Sergio García pese a firmar 64 golpes en la segunda ronda de La Final en Dubai, en el Jumeirah Golf. La cifra iguala el récord del campo.

El castellonense, pese a esa cartulina de 8 abajo, acumula -7. En la ronda del viernes, Sergio no hizo pares en los segundos nueve hoyos, que fueron  de diván de psicólogo deportivo: metió 4 ‘birdies’, dos ‘bogeys’, dos ‘eagles’ y un triple ‘bogey’.

 “Una lástima el triple, aunque nunca se sabe. Si no hubiera hecho el triple ‘bogey’ quizá no hubiera conseguido los dos ‘eagles’”, comentó al European Tour el jugador español.

“Hay que aceptarlo como viene. Lo positivo es que he jugado bien quitando un par de golpes y mis sensaciones son positivas en líneas generales”, apuntó

Sobre el triple error, en el hoyo 16, García explicó que su hierro 8 “no era difícil”, y apuntó: “Pero no sé por qué me salí del golpe y lo cambié al final por ‘face’ en vez de ‘draw’, y se me fue al agua. Luego, desde ahí, ni saqué el doble bogey”.

“Fue una lástima la vuelta del primer día (73). Un par por debajo hubiera estado bien”, analizó.

Pizarra completa

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*