Dominio estadounidense a falta de la ronda final del PGA

14 Agosto, 2011 | Redacción
0

 

El co-líder, Jason Dufner. Foto: PGA.com

Los estadounidenses Brendan Steele, ganador del Texas Open, y Jason Dufner con siete bajo par, partirán con un golpe de ventaja en la ronda final del PGA Championship sobre Keegan Bradley, con dos sobre Scott Verplank y con tres sobre Steve Stricker, todos ellos compatriotas de los líderes.

Steele partía desde la séptima plaza al comienzo de la ronda y sus 66 golpes lo aupaban hasta lo más alto de la tabla junto a Dufner al que sus 68 impactos le hicieron mantener el liderato, algo que no sucedió con Bradley que con un golpe más es tercero.

El danés Anders Hansen continúa como mejor europeo algo que ha mantenido durante toda la competición, Hansen es sexto con -3, puesto que comparte con D.A. Points.

Con -2 compartiendo la octava plaza se encuentra un grupo de cinco jugadores, todos ellos internacionales, salvo David Toms, ellos son el sudafricano Charl Schwartzel, el sueco Robert Karlsson y los australianos Adam Scott y John Senden.

Sergio García que logró vencer de nuevo al campo es vigésimo. Los 69 golpes de el de Borriol lo dejan al par del campo a siete golpes de la cabeza y a dos del Top Ten, algo muy valioso si tenemos en cuenta que el castellonense ya terminó entre los diez primeros en el Abierto Británico y en el US Open.

Quien acabó frustrado fue Miguel Ángel Jiménez, de nuevo el andaluz fue castigado sin compasión por el Atlanta Athletic Club en su tramo final. Jiménez venia con una vuelta de -2 en el tee del 14 pero un bogey en el 15 y sobre todo un triplebogey en el monstruo del 18 dejaba al de Churriana con un acumulado de +4 en el puesto 50º tirando por tierra todo el trabajo desarrollado durante todo el día.

Pero no fue el único en sentir esa frustración, sirva de ejemplo los tramos finales del número uno del mundo, Luke Donald o del dos, Lee Westwood. Ambos marchan con -1 en el total pero podrían estar más arriba de no ser del bogey en el 16 y el doblebogey en el 18 del primero, o el doblebogey en el 14 del segundo.

Pablo Larrazábal fue lastrado por su comienzo durante todo el día, doblebogey al 1, bogey al 2 y 3 y un nuevo doblebogey al 4, lejos de hundirse el barcelonés respondía con cuatro birdies, el último de ellos en el difícil 17, peo de nuevo el animal del 18 tiraba todo el trabajo hecho en los últimos hoyos al cometer un nuevo doblebogey.

El catalán figura en el puesto 70º con +9 en el acumulado después de 76 golpes en la tercera ronda.

En caso de que este “major” volara a manos internacionales, algo muy difícil viendo como está la clasificación, sería el séptimo de forma continua que los estadounidenses verían pasar ante sus narices.

Si esto ocurriese sería la segunda vez en la historia que los americanos se quedasen en blanco la temporada, la anterior fue en 1994, cuando Chema Olazábal (Masters), Ernie Els (US Open) y Nick Price (Abierto Británico y PGA Championship) vencieron en sus respectivos torneos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*