Advertisement
Advertisement

Miguel Ángel Jiménez, última víctima de los ‘otros’ deportes

1 enero, 2013 | Redacción
0

De izqda. a dcha., Paul Casey, Jiménez, Alvaro Quirós y Lucas Glover.

Aparcar los palos de golf en el garaje y tumbarse a descansar en el sillón, sin más entretenimiento que mirar al techo durante la pretemporada, no parece que sea la práctica habitual de los profesionales. La mayoría de ellos practican otros deportes en las fases de descanso, y esa afición conlleva sus riesgos.

El último golfista en sufrir esta especia de plaga y en carne propia ha sido el malagueño Miguel Ángel Jiménez. El esquí le llevó al quirófano por una mala caída. Pero antes que él hubo otros.

Jiménez se fracturó la tibia en la zona más cercana a la rodilla. La nieve, el medio en el que el malagueño, de 49 años, no es tan diestro como en la hierba de los campos de golf, fue también donde el inglés Paul Casey quebró una excelente racha de juego.

Casey disfrutaba de una de sus mejores rachas como profesional de golf concluida la temporada de 2012 cuando se lesionó el hombro en una infortunada caída mientras practicaba snowboard. Casey era el vigésimo del mundo. Tras la lesión tardó en recuperar la movilidad y su forma. Ahora ocupa el puesto número 122 después de que la lesión le generó más problemas físicos de los esperados y quedó fuera de la Ryder Cup.

Pero Casey no fue la única baja que se produjo a comienzos del año 2012. El estadounidense Lucas Glover, ganador de la edición 2011 del Wells Fargo Championship, no pudo comenzar la competición en el Hyundai Tournament of Champions debido a una lesión en una rodilla. El golfista sufrió un accidente  mientras practicaba paddleboard, deporte en la que el navegante utiliza un remo para desplazarse por el agua mientras permanece de pie en una tabla de surf.

Glover sufrió un esguince en uno de los ligamentos de la rodilla derecha. El norteamericano disputó 16 torneos en 2012 y solo superó seis cortes, con unas ganancias acumuladas que no superaron los 70.000 dólares.

Álvaro Quirós también padeció las secuelas de esos deportes alternativos. El gaditano, durante los últimos días de febrero de 2012, sufrió un esguince de grado dos mientras jugaba al fútbol en su pueblo de Guadiaro, donde descansaba después de ser eliminado en la primera ronda del Accenture Match Play.

Quirós llegó hasta su localidad natal desde Arizona para reposar unos días y preparar su presencia en el WGC Cadillac Championship que se celebraría en Miami, en el recorrido Blue Monster de El Doral, del 8 al 11 de marzo.

Carlos Rodiles, también jugando al fútbol y en Borriol, se lesionó una rodilla en octubre de 2010 e incluso Sergio García se lesionó una pierna mientras participaba en un partido benéfico de fútbol australiano, en febrero de 2003, que le hizo ser duda de última hora para el Clásico Johnnie Walker en Perth.

Jiménez, en su caso, se estima que no volverá a competir en un plazo de cinco meses. Es obvio que no podrá asistir al Comité de Jugadores del Tour europeo, previsto para este mismo mes en Abu Dhabi y en donde se decidirá el próximo capitán de la Ryder Cup 2014. Jiménez no podrá exponer su candidatura, pero en primavera ya estará en las canchas ‘dando guerra’ a los jóvenes para recuperar la forma que le llevó a ganar a final de año en Hong Kong.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*