Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Abra del Pas pasará a denominarse “Celia Barquín Arozamena” en recuerdo de la jugadora cántabra

3 octubre, 2018 | Redacción
0
Antes:

La joven golfista española recibe así, gracias a las propuestas ciudadanas, una última muestra de cariño del campo que la vio nacer como deportista en su Cantabria natal 

El campo que la vio nacer como golfista portará el nombre de la jugadora cántabra.

Abra del Pas, aquel campo en el que hizo sus primeros pinitos la malograda jugadora española será en cuestión de semanas el campo de golf Celia Barquín Arozamena. Esta es la decisión que ha tomado el Gobierno de Cantabria en recuerdo de la tristemente desaparecida golfista, según hemos podido hacernos eco a través de El diario montañés. Tras consultar a la familia y ante las propuestas de numerosos aficionados, el Ejecutivo que lidera Miguel Ángel Revilla ha iniciado los trámites para que Cantur, la empresa pública de la que depende el campo, lleve a cabo el cambio de nombre. 

La prometedora deportista formó junto a Manuel Elvira, Harang Lee y Raúl Fernández un exitoso cuarteto que logró el triunfo en el Campeonato de España de 2009 sobre la hierba de Guadalhorce. Además, atesoró otros éxitos individuales entre los que figuran un subcampeonato de España benjamín en 2006 y un campeonato de España infantil en 2010, momento en el que dio un paso crucial en su vida deportiva al integrarse en la Federación Asturiana de Golf. 

Allí siguió sumando éxitos hasta ingresar en la Blume en la promoción 2012-2013, con la que tuvo sus primeros fogonazos internacionales en el Grand Prix de Chiberta durante los años 2011, 2012 y 2013. Y de ahí a Estados Unidos, donde una beca le permitió compaginar el Golf con sus estudios de Ingeniería Civil en la Universidad de Iowa. Un sitio que la vio crecer como deportista y como persona y donde dejó una huella imborrable durante su estancia. El más claro ejemplo lo tenemos en los homenajes recibidos en las últimas semanas, un pequeño detalle dedicado a aquella chica de la eterna sonrisa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*