Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Mickelson y Tiger podrían formar de nuevo pareja 14 años después del desastre de Oakland Hills

25 septiembre, 2018 | Redaccion
0
Antes:

El zurdo y el californiano han sido objeto de los primeros rumores sobre las duplas que actuarán viernes y sábado después de sus buenas actuaciones esta temporada y del giro de 180 grados en su relación 

Los dos jugadores podrían hacer un tándem temible en París. Foto: @PGATour

Después del desastre vivido en su emparejamiento en la Ryder Cup de 2004, los rumores apuntan a que Tiger Woods y Phil Mickelson podrían formar de nuevo pareja sobre la hierba de Le Golf National. No, no es una broma. El fuerte vínculo de amistad que une desde hace algún tiempo a los dos jugadores –la prueba más clara es el evento entre los dos golfistas que se llevará a cabo dentro de un par de meses– podría ser el pegamento que necesitaba la relación para no revivir el desastre vivido en el Oakland Hills Country Club. 

Espero que los dos hayan escuchado la pregunta, porque estoy convencido que se caerían del sofá de tanto reír”, respondía Furyk a comienzos de este verano a un periodista que le preguntaba si ambos jugadores estarían preparados para volver a hacer tándem en el caso de disputar la Ryder Cup -recordemos que los dos fueron elecciones del capitán-. Pues lo que son las cosas, podríamos volverlos a ver juntos en tan solo un par de días. 

El detonante que ha llevado a sondear esta posibilidad -además de las miradas y las risas cómplices– es que Mickelson estuvo probando una bola Bridgestone en el pasado Tour Championship, algo que lo relaciona directamente o con el californiano o con Bryson DeChambeau. Sin embargo, el capitán del combinado de las barras y estrellas no ha querido soltar prenda al respecto. “Los jugadores son muy conscientes de con quién jugarán esta semana. Están al tanto de todas las opciones y es algo con lo que estos días trabajarán en el vestuario, aunque no se hará público hasta cuando deba hacerse”, comentó Furyk este mismo martes. 

Un quiebro que también puso en marcha el propio Lefty que, a pesar de querer eludir la pregunta, se le escapó un sincero “creo que ambos lo veríamos con buenos ojos”. Y es que 14 años después de su última participación conjunta en una Ryder, quieren evitar revivir los errores del pasado. “Cuando intento compartir detalles sobre las razones de por qué tuvimos o no éxito me siento como si estuviese disparando a alguien, así que no quiero hacerlo. No voy a entrar en ese juego. Me centraré en prepararme para la competición y todo lo que venga será bien recibido”. Claro y conciso el zurdo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*