Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Margot Robbie podría interpretar a Jan Stephenson en una próxima película sobre la vida de la golfista

23 octubre, 2018 | Redaccion
0
Antes:

La actriz australiana podría dar vida en la gran pantalla, como ya hizo con la patinadora Tonya Harding, a la recientemente nominada para ingresar en el Salón de la Fama del Golf Mundial

Son ya muchas las voces que apuntan que la actriz australiana sería la idónea para el papel. Foto: @GOLF

Después de ganarse el reconocimiento de la crítica especializada por su interpretación de la patinadora estadounidense Tonya Harding en la película “Yo, Tonya”, la actriz Margot Robbie podría estar detrás del papel que llevará a la gran pantalla la vida de la australiana Jan Stephenson, recientemente incorporada al Salón de la Fama del Golf Mundial. Esto al menos es lo que ha dejado caer la ex jugadora oceánica en una reciente entrevista, en la que también ha comentado los deseos de la propia Robbie de encarnarla en el cine. 

Conocida por sus papeles en El lobo de Wall Street o El Escuadrón Suicida, la exuberante actriz aussie encajaría a la perfección en el rol debido al reconocido papel de la jugadora fuera de unos terrenos de juego que tantos éxitos le llevaron a su vida profesional –tres Majors y 16 triunfos en la LPGA forman parte de sus 41 títulos alrededor del planeta-. Y es que si por algo saltó a la fama Stephenson, además de por ayudar a formar el circuito senior o por el diseño de campos, fue por su papel en el marketing en un momento en el que la mujer apenas tenía hueco. 

Lo hizo aprovechándose de su atractivo, convirtiéndose en la primer sex symbol del golf femenino. “Durante muchísimos años de la década de los 70, cuando millones de hombres estadounidenses estaban obsesionados con un póster de la estrella de la televisión Farrah Fawcett, Stephenson produjo lo que entonces se llamaba un calendario provocativo, que incluía una famosa foto de ella posando en una bañera cubierta de bolas Maxfli”, escribía en Golf dot com el periodista Michael Bamberger. 

Sus esfuerzos en marketing funcionaron por dos razones principales: una, que la cámara la quería; dos, que ella estaba dispuesta a dejarse querer por la cámara”, sentenció el reportero, quien también comenta que la interpretación del personaje le iría como anillo al dedo a Robbie. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*