Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

¿Sabías que… la bola de caucho a base de un hilo enroscado alrededor de un núcleo supuso la segunda gran revolución en las bolas de golf? (II)

14 marzo, 2017 | Redacción
0
Antes:

Una vez entrado el siglo XX, el golf se empieza a expandir en las Islas Británicas y especialmente en los Estados Unidos. El caucho se convierte en el elemento principal para el desarrollo de las bolas de golf, y los fabricantes buscan distintas superficies con las que se pueda ejercer un mayor control sobre la bola. Las superficies a base de hoyuelos son las más comunes en este período del siglo XX, con diferentes formas y tamaños. Aparecen las primeras marcas y logotipos.

Distintos tipos de bolas utilizados en los primeros años del siglo XX. Algunos fabricantes en pleno desarrollo aerodinámico de las bolas, se decidieron por superficies a base de pequeños bultitos, mientras otros se decantaraon por experimentar con los primeros hoyuelos

Distintos tipos de bolas utilizados en los primeros años del siglo XX. Algunos fabricantes en pleno desarrollo aerodinámico de las bolas, se decidieron por superficies a base de pequeños bultitos, mientras otros se decantaraon por experimentar con los primeros hoyuelos

El avance fue tan importante con estas nuevas bolas frente a las primitivas gutta-percha, que hubo que rediseñar buena parte de los viejos links, ya que se voleaban los obstáculos de calle tan ampliamente, que muchos profesionales alcanzaban el green desde el tee en los antiguos y cortos pares 4.

Estas bolas fueron fabricadas según el invento patentado por Coburn Haskell en Abril de 1899, que básicamente consistía en enroscar un hilo de goma tensado alrededor de un núcleo líquido, y recubiertas de gutta-percha inicialmente y después de caucho.

Hasta este mismo período, la bola se colocaba en el tee sobre un pequeño montículo de arena, como muestran las siguientes imágenes.

Jugador en el tee y anuncio de las primeras bolas Haskell. Fíjese en ambas ilustraciones como la bola reposa sobre un montículo de arena.

A partir de 1925 se inicia la producción de las bolas a gran escala. Los Estados Unidos contaban ya con más de un millón de practicantes, y los fabricantes de bolas inician una carrera para conseguir el liderazgo en un mercado, que ya empezaba a ser económicamente muy interesante.

Su superficie era a base de pequeños cuadraditos (mesh) principalmente, aunque algunos fabricantes, alternaban los hoyuelos con los cuadrados, o algunos como Spalding, experimentaron con triángulos, con el objetivo de tener un mayor control sobre la bola.

Tipos de bolas utilizadas entre 1925 y 1935

Interior de una bola tipo mesh de 1925, donde se aprecia su interior a base de hilo de goma tensado y enroscado alrededor del núcleo.

El mítico Bobby Jones, único jugador que ganó los 4 grandes de aquella época el mismo año: el Open Británico, el Open USA, el United States Amateur y el British Amateur utilizó estos modelos de bolas para sus éxitos cosechados entre 1923 y 1930.

El mítico Bobby Jones, único jugador que ganó los 4 grandes de aquella época el mismo año: Open Británico, Open USA, United States Amateur y British Amateur, utilizó estos modelos de bolas para sus éxitos cosechados entre 1923 y 1930.

Tees de golf utilizados a principios del siglo XX

A finales de los años 1920’aparece en el mercado un nuevo material llamado balata. Una superficie compuesta a base de caucho natural y Surlyn u otras resinas termoplásticas. En los años 30’s los fabricantes de cauchos competían entre ellos en mercados tan dispares como el del automóvil o el del golf, como Dunlop, Bridgestone o Michelin por ejemplo, aunque algunos de ellos como Michelin, abandonaría en mercado del golf en los años 30’s.

Bolas de 1930’s, con diseños idénticos a las anteriores, pero con la nueva superficie de balata

Bolas de 1930’s, con diseños idénticos a las anteriores, pero con la nueva superficie de balata

La superficie de balata revolucionó realmente la industria del golf. Era una superficie más blanda, y se agarraba mucho mejor a la cara del palo en el momento del impacto, creando un toque suave y aportando un mayor efecto a la bola.

Autor: Carlos Celles

Trofeos de madera, trofeos bolas clásicas, trofeos palos clásicos y más en www.golfclasic.es – Trofeos de golf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*