Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Jon Rahm

SUBMENÚ Menu

El día que una estrella de la NBA le hizo a Woodland replantearse su futuro en el mundo del baloncesto

19 junio, 2019 | Redaccion
0

La carrera del campeón del US Open apuntaba al deporte de la canasta, pero en su primer encuentro en la universidad se las vio con Hinrich

El norteamericano ya ha demostrado más de una vez su pericia con el balón. Foto: @PGATour

A pesar de que alguna que otra vez les hemos hablado del enorme potencial que tenía Gary Woodland para el baloncesto –sin ir más lejos aquí les mostramos su gran mecánica y su eficiencia a la hora de convertir un triple tras otro-, nunca habíamos contado verdaderamente la intrahistoria de este golfista que estuvo durante muchos años bordeando la posibilidad de jugar como profesional en el deporte de la canasta. Y, de hecho, solo un nombre se lo impidió: Kirk Hinrich. Quizá a los que estén familiarizados con la NBA les suene de algo -y no es para menos-. 

Hinrich disputó trece temporadas en la mejor liga del mundo en equipos como los Chicago Bulls, los Washington Wizards o los Atlanta Hawks e incluso llegó a ser nombrado en el mejor quinteto de jóvenes durante su temporada de rookie. ¿Y qué tiene que ver esto con el actual ganador del US Open? Pensarán. Fácil. Todo ocurrió durante el primer año de Woodland en la universidad de Washburn, a la que había acudido gracias a una beca de baloncesto. Allí, durante un partido contra la Universidad de Kansas -la que sería después su alma máter en temas de golf- le tocó defender a Hinrich… y le hizo replantearse muchas cosas. 

A decir verdad fui a Washburn a jugar al baloncesto. Nuestro primer partido fue en Kansas. Ellos estaban en primer lugar de la División I y nosotros estábamos segundos en la División II. Me tocó defender a Hinrich ese partido y enseguida me di cuenta que iba a tener que buscarme otra cosa, que eso no era para mí. Había sido campeón estatal, All-State, bla, bla, bla, pero eso era un nivel diferente a lo que había vivido nunca”, reconoce Woodland.

La mala fortuna hizo que se enfrentara en su primer encuentro con uno de los mejores jugadores de la historia de los Jayhawks de Kansas. Durante sus cuatro años de carrera en la universidad, Hinrich fue dos veces All-American e incluso se llegó a retirar su camiseta con el dorsal 10. Una experiencia que le abrió la mente a Woodland para buscar suerte en otros horizontes. Y el tiempo le ha terminado por dar la razón. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Noticias destacadas

Últimas Noticias

8 españoles buscan el pasaporte al European Tour a través de la gran final de la Escuela en Lumine Golf
0

8 españoles buscan el pasaporte al European Tour a través de la gran final de la Escuela en Lumine Golf

14 noviembre, 2019 | Redacción
Fdez.-Castaño, Alejandro Cañizares, Eduardo de la Riva, Carlos Pigem, Emilio Cuartero, Pedro Oriol, Ángel Hidalgo y Borja...
Campillo vuelve a dar caza al Top 10 en el inicio de un Nedbank que cuenta con un bestial Oosthuizen
0

Campillo vuelve a dar caza al Top 10 en el inicio de un Nedbank que cuenta con un bestial Oosthuizen

14 noviembre, 2019 | Redaccion
El sudafricano ha entregado una cartulina con nueve birdies sin errores para quitarle a Sergio el récord de la mejor primera...
El Genesis Invitat. sacará entradas a 19,92$ como homenaje al año que debutó Tiger en el Riviera
0

El Genesis Invitat. sacará entradas a 19,92$ como homenaje al año que debutó Tiger en el Riviera

13 noviembre, 2019 | Redaccion
El evento, en el que Woods ha confirmado su presencia, se disputará del 13 al 16 de febrero con un field reducido y una gran...
El swing en color de Tiger ante el de B/N de Snead, dos campeones con el record de victorias en el PGA
0

El swing en color de Tiger ante el de B/N de Snead, dos campeones con el record de victorias en el PGA

13 noviembre, 2019 | Redacción
Dos generaciones frente a frente, el californiano nació un 30 de diciembre de 1975, mientras que el de Virginia lo hacía un 27...