Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Fowler impone un poco de cordura en la locura del Phoenix Open y se lleva el triunfo. Rahm, Top 10

4 febrero, 2019 | Redaccion
0

El jugador de Murrieta llegó a desaprovechar los siete impactos de ventaja que tenía con respecto a Branden Grace y tuvo que recurrir a los tres hoyos finales para llevarse el triunfo sobre la bocina. El español remonta y se sube a la zona noble

El norteamericano se hace con un triunfo en la gira casi dos años después. Foto: @PGATour

Este domingo se produjo una de las jornadas más extrañas que hemos visto en los últimos tiempos sobre un campo de Golf. Y es que la ronda final del Phoenix Open nos dejaba un partido estelar con Rickie Fowler (74 golpes, -17), Justin Thomas (72 golpes, -14) y Matt Kuchar (75 golpes, -12) que en principio estaba predestinado a dejarnos al ganador de un torneo que la terna de estadounidenses había dominado con mano de hierro desde los primeros compases de la semana. Sin embargo, la fiesta que se presumía que iba a ser este partido estuvo a punto de acabar en desgracia para sorpresa de todos los presentes. 

Y es que pocos hubiesen apostado porque la cuarta ronda del torneo disputado sobre la hierba del TPC Scottsdale iba a contar con tantas dosis de surrealismo -de hecho, hubo momentos en los que parecía que ninguno de los tres quería hacerse con la victoria-. Sobre todo por lo que respecta a Rickie Fowler, que pasó por diferentes fases en unos 18 hoyos dramáticos: en el hoyo 10 parecía ganador, en el 12 que lo había perdido y tuvo que esperar hasta el 15 para deshacerse del corsé y firmar un triunfo angustioso que contó con el sudafricano Branden Grace (69 golpes, -15) como invitado sorpresa. 

Decimos sorpresa porque Grace se encontraba a siete golpes de Fowler al comienzo de la jornada y, sin embargo, hubo momentos en los que parecía que iba a levantar el trofeo. Sobre todo cuando Fowler selló con triplebogey-bogey su paso por el 11 y el 12, lo que se sumaba al doblebogey del 5 para añadirle mucho picante al torneo. Sin embargo, un bogey de Grace en el 17 unido a dos birdies del californiano en el 15 y el 17 acabaron por decantar un torneo que pasará a la historia por lo raro de su evolución. 

Jon Rahm (69 golpes, -10) firmó una vuelta más por debajo de los 70 impactos -la tercera de la semana- para ascender al Top 10 y firmar su sexto Top 10 consecutivo en una semana complicada desde el inicio. De esta manera el vizcaíno aguanta en la sexta posición del mundo y abre un pequeño margen de puntos con respecto a Schauffele. 

Ver CLASIFICACIÓN Final

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*