Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Reed se despacha a gusto con sus compañeros de Ryder y acusa a Spieth: “No quiere jugar conmigo”

2 octubre, 2018 | Redaccion
3
Antes:

El vigente campeón del Masters de Augusta compareció ante los periodistas y echó más leña al fuego con respecto a la polémica sobre la mala relación existente entre los dos jugadores

Es por todos conocida la tensa relación que existe entre ambos deportistas. Foto: @PGATour

Cuando las cosas no salen en un equipo los dimes y diretes y las declaraciones subidas de tono son la tónica habitual. Pero lo son todavía más cuando entre tus filas tienes a un jugador tan maravilloso en el campo como polémico fuera de él. Les hablamos de Patrick Reed que, hace unas horas y con el recuerdo todavía fresco de la Ryder Cup perdida ampliamente frente al bando europeo, ha decidido sacar la escopeta para cargar contra su propio capitán y sus compañeros de equipo ante lo que considera una política errónea a la hora de confeccionar las parejas para los dos primeros días de competición. 

Especialmente duro ha sido con Jordan Spieth, a quien achaca el hecho de que Furik les separara pese al excelente papel que ambos realizaron conjuntamente en Hazeltine. “El problema reside, obviamente, en que Jordan no quiere jugar conmigo”, comentó el estadounidense ante las preguntas de los medios de comunicación. “Por lo que a mí respecta no tengo ningún problema con él. Yo no antepongo cuestiones personales al bien del equipo. Mientras la pareja funcione no veo ningún problema en seguir juntándonos. Tanto él como yo sabemos cómo mejorarnos mutuamente”, apuntó Reed, al que su fama de bad boy le precede. 

Reed se las tuvo tiesas con un árbitro por no darle un alivio: “Tendría que llamarme Spieth”

Pero una vez que acabó de despacharse con Spieth, el siguiente en su lista fue Furyk, de quien no le salió ni un solo adjetivo positivo: “Me cansé de escuchar todos los días que debíamos dejar los egos a un lado para pensar en el equipo, pero lo cierto es que los europeos esto lo siguen haciendo mejor que nosotros”, apuntó, antes de añadir su desconcierto por no haber jugado los cinco puntos en juego. “Cuando tienes a un jugador tan exitoso en la Ryder como yo, no parece muy inteligente el hecho de dejarle sentado en el banquillo dos ocasiones”, añadió. 

Sea como fuere los números hablan por sí solos. Reed ha acumulado en esta Ryder dos derrotas y tan solo una victoria por los tres triunfos y el encuentro individual perdido por Spieth. Juzguen ustedes.