Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Sergio y Tiger llenan de emoción un último día del Valspar que tuvo a Casey como gran triunfador

12 marzo, 2018 | Redaccion
0
Antes:

El español, que logró una de las mejores tarjetas del día para subirse a la cuarta plaza, y el estadounidense, quien llegó con opciones reales de victoria al hoyo 72, fueron los grandes animadores de un evento en el que el oficio del británico fue demasiado para sus rivales 

El golfista inglés vuelve a reinar en el PGA Tour casi una década después. Foto: @PGATour

Menuda jornada tan emocionante la vivida este domingo sobre la hierba del Innisbrook Resort de Palm Harbor (Florida). Y es que, como en una buena película, tuvimos de todo conforme se iban acercando los hoyos finales del Valspar Championship: desde suspense, pasando por la alegría propia de cuando el héroe del filme realiza una acción digna de enmarcar hasta la aparición por sorpresa de un personaje inesperado -en este caso Paul Casey (65 golpes, -10)-, que dejó a los grandes favoritos al triunfo sin opción a la réplica tras conseguir una de las dos mejores tarjetas del día.

La otra tenía nombre y apellidos desde hacía varios minutos: Sergio García (65 golpes, -8) quien, a pesar de partir desde el T25 a comienzo de la jornada, no se vino abajo en ningún momento y a base de birdies logró encaramarse a una cuarta plaza que no abandonó en ningún momento. Ya en sus siete primeros hoyos el castellonense convirtió cuatro birdies por solo dos bogeys, pero lo mejor estaba por llegar en la segunda parte de su recorrido. Cuatro aciertos sin errores propiciaron la remontada y que se quedara finalmente a uno de Tiger Woods (70 golpes, -9) y Patrick Reed (68 golpes, -9) y a dos del mencionado Casey.

Esta fue la gran trama argumental de las últimas horas del evento, con los dos estadounidenses batiéndose en duelo mientras el británico, silenciosamente y con mucho oficio, se colaba en la primera plaza. Algo que consiguió después de salvar lo indecible en sus cinco últimas banderas. Hasta ese momento había llevado la situación a la perfección, consiguiendo siete birdies por un solo fallo para mantener a raya a un Reed que tiró el torneo en el 18 después de un error de lectura en las inmediaciones de green y de un Tiger que no tuvo el duende en de anteriores días.

Eso sí, el californiano deleitó a los presentes con una muestra más de que los problemas de espalda son cosa del pasado. Incluso se permitió el lujo de llegar con opciones de PlayOff en el 18 después de embocar en el 17 un lejanísimo putt para birdie, pero la intermitencia en su juego le privó de alcanzar cotas mayores. Así pues, Casey se adjudica su segunda vicoria en el PGA Tour casi nueve años después de aquel Houston Open y vuelve a meter presión a Bjorn como un serio candidato a la Ryder de París.

Ver CLASIFICACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*