Publicidad lateral Grande

Jon Rahm Jon Rahm

Publicidad lateral Grande

Jon Rahm Jon Rahm

Publicidad lateral moviles

Banner superior Cabecera


Image Map
SUBMENÚ Menu

El Golf Interior acude a la eterna pregunta: ¿Es la rabia una buena compañera para jugar al Golf?

24 junio, 2021 | Redaccion
0

Palos al agua, putts destrozados, varillas partidas en dos, golpes al suelo… Repasamos una emoción que afecta desde amateurs hasta pr0fesionales

PGA Tour, Pebble Beach 2021 j4, Jordan Spieth,

Quedarse en hoyos pasados impide mirar hacia adelante con claridad. Foto: @PGATour

En primer lugar, quizá sería bueno explicar qué es la rabia desde el prisma de la inteligencia emocional y como una de las emociones primarias que nos configuran como personas. La rabia es una reacción psico-biológica ante un estímulo que nuestro sistema considera como injusto. Es una alerta de que algo no está como realmente deseamos. Por lo tanto, nuestro cuerpo predispone toda nuestra estructura vital para dar solución, poner límites o cambiar todo lo necesario para mejorar esta situación. Todo se pone a disposición para pasar a la acción, aumento de tensión arterial, musculatura activa, aumento de temperatura corporal

En deporte, habitualmente a la regulación de esta emoción se la llama “tensión competitiva”. Y es que la rabia bien gestionada nos ayuda a concentrarnos, a poner mucho más foco en la solución en vez de en el problema y a ejecutarlo en momento presente. Sin embargo, en el golf el aumento de las pulsaciones, cuando esta emoción se desboca y nos enfadamos, suele ir en contra de nuestros intereses. Sin darnos cuenta y de manera inconsciente, nuestro cuerpo está más rígido, cogemos el palo con más fuerza, la flexibilidad en el giro es menor e incluso la distribución de pesos no se hace tan fluida, entre otros muchos y pequeños cambios físicos que se producen en el cuerpo.

Y aquí está la diferencia. Una cosa es utilizar está emoción básica a nuestro favor para favorecer nuestro juego a través de la concentración y otra es alimentarla con pensamientos negativos, de culpa o en tono machacantes y repetitivos. Estos pensamientos recurrentes es lo que hace que nos vayamos fuera de punto, abandonemos nuestra concentración y en ocasiones nos quedemos bloqueados en el putt de medio metro que fallé hace tres hoyos. El exceso de rabia nos ancla en el pasado y no nos permite centrarnos en el presente.

La rabia, como emoción fisiológica que nos genera el desarrollo de una acción concreta debería estar presente, únicamente, en el momento de planificar el golpe y ejecutarlo. Al planificarlo, solo debería de estar en nuestra cabeza dónde quiero enviar mi bola, los factores meteorológicos o el palo que voy a dar. Dejar algo de espacio al mal golpe que di en el anterior hoyo, nos creará una tensión excesiva que posiblemente nos provocará nuevos errores.

La rabia bien canalizada puede acabar con una explosión de alegría.

Y es que cuando surge esta emoción podemos actuar de 3 maneras:

Reprimir: Es contenerla de manera que, aún estando dentro no soy capaz de mostrarla. No es una emoción bien vista y desde pequeños nos enseñaron a no expresarla. Al final, el globo se va hinchando y toda esa presión sale de alguna manera.

Explotar: Es cuando tenemos la “mecha fina” y ya en el hoyo 2 estamos enfadados con el campo, los bunkers, el palo, los bichos, los “políticos” o el aire que respiro. Es estar enfadado porque no me sale todo perfecto en todo momento. La frustración está presente en cada mal golpe.

Expresar: Se trata de la capacidad de gestionar de manera efectiva nuestros “conflictos” internos o externos.

Poniendo un ejemplo de la vida cotidiana, en un conflicto con tu pareja por algo que te sienta mal, porque consideras que es injusto o que simplemente no estás de acuerdo, podemos “explotar” y comenzar a discutir de manera irrespetuosa, podemos “reprimirnos” y callarnos, evadiendo la conversación, acumulando tensión o podemos “expresar” con respeto y buscando soluciones para construir algo nuevo.

En golf es lo mismo, ante un mal golpe lo primero que debe ocurrir es un rápido análisis, sin quedarnos “pillados” en él. Lo segundo es centrarnos y ceñirnos a la nueva situación a resolver y tercero simplemente ejecutar. A esto los buenos golfistas lo llaman comprometerse con el golpe. Y esto nace desde esta gran emoción que se llama Rabia. Así que, en cada golpe, “frunce el ceño”, centra toda tu atención en el golpe que toca y sobre todo asegúrate de que tu cabeza no se ha quedado jugando el anterior hoyo. Si logras que tu cuerpo, mente y emoción jueguen a la vez, te aseguro que los resultados serán otros.

David Espinosa es Coach Deportivo y facilitador de procesos en equipos, además de un apasionado del golf e investigador de todo el backstage que implica este gran juego en la parte mental y emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Noticias destacadas

Últimas Noticias

Nuria Iturrioz, única española que sale a flote de un nuevo naufragio de la Armada femenina
0

Nuria Iturrioz, única española que sale a flote de un nuevo naufragio de la Armada femenina

12 agosto, 2022 | Redaccion
La balear sigue sin entregar una cartulina en positivo y se coloca a cinco de un Top 10 en el que sigue dominando la...
Borja Virto vuelve a firmar un gran resultado en el ISPS y ya tiene a tiro al líder Ewen Ferguson
0

Borja Virto vuelve a firmar un gran resultado en el ISPS y ya tiene a tiro al líder Ewen Ferguson

12 agosto, 2022 | Redaccion
El navarro sueña con volver junto a los mejores del viejo continente después de llegar al ecuador de la prueba a solo un...
Jon Rahm mira a la parte alta tras un enorme final y tiene a dos la zona noble del FedEx St. Jude
0

Jon Rahm mira a la parte alta tras un enorme final y tiene a dos la zona noble del FedEx St. Jude

12 agosto, 2022 | Redaccion
Tres birdies del español en las cuatro últimas banderas le permiten deshacerse de los pares y quedarse a cinco de los líderes...
Miguel A. Jiménez, a levantar el vuelo en el Boeing Classic, torneo que reparte 2.200.000 dólares
0

Miguel A. Jiménez, a levantar el vuelo en el Boeing Classic, torneo que reparte 2.200.000 dólares

11 agosto, 2022 | Redacción
El evento que se disputa en Snoqualmie (Washington), en las cercanías de Seattle, otorga 330.000 dólares al campeón tras tres...
Carmen Alonso comanda a la Armada en Irlanda del Norte y ya tiene a rebufo la zona noble
0

Carmen Alonso comanda a la Armada en Irlanda del Norte y ya tiene a rebufo la zona noble

11 agosto, 2022 | Redaccion
La vallisoletana vuelve a ser el espejo en el que han de mirarse las nuestras en el debut del ISPS. Nuria Iturrioz (T30) también...
La Armada, dispuesta a despedirse de las islas británicas con una sonrisa. ¡Virto, segundo!
0

La Armada, dispuesta a despedirse de las islas británicas con una sonrisa. ¡Virto, segundo!

11 agosto, 2022 | Redaccion
Junto al jugador navarro, que se queda a cuatro del líder Ferguson, Sebas García y Santi Tarrío entregan grandes cartulinas...
Jon Rahm y su esposa Kelley nos presentan a su hijo Eneko Cahill Rahm, segundo chicarrón de la pareja
1

Jon Rahm y su esposa Kelley nos presentan a su hijo Eneko Cahill Rahm, segundo chicarrón de la pareja

11 agosto, 2022 | Redacción
«Eneko y el hermano mayor Kepa están muy bien. Hemos tenido unos días increíbles como una familia de cuatro», escribía el...
Scottie Scheffler se adjudica el habilidoso Aon Risk Challenge en la temporada de su consagración
0

Scottie Scheffler se adjudica el habilidoso Aon Risk Challenge en la temporada de su consagración

10 agosto, 2022 | Redaccion
El galardón, que premia la toma de decisiones de los jugadores en algunos de los hoyos más singulares de la gira, ejemplifica...