Advertisement
Advertisement

Banner superior Cabecera

Mickelson llamó a Davis el mismo sábado para ofrecerle su retirada con tal de calmar los ánimos

19 junio, 2018 | Redaccion
1
Antes:

El jugador estadounidense no dejó pasar mucho tiempo y, en cuanto terminó la ronda, telefoneó al máximo representante de la USGA para charlar sobre la polémica acción. Éste declinó la oferta

El estadounidense conversó con la USGA para tratar de atajar de raíz la polémica. Foto @TheOpen

Han pasado más de 48 horas y todavía colea la acción de Mickelson -a estas alturas no hace falta que la expliquemos- en el green del hoyo 13. Un putt en movimiento que dejó perplejos tanto a los aficionados que se encontraban siguiendo su vuelta en Shinnecock Hills como a los que lo hacían desde sus casas y que ha provocado multitud de reacciones. Desde la prensa hasta compañeros de profesión -pasando por los árbitros-, muchos han querido emitir su juicio sobre si tenía que haber sido descalificado del campeonato. Sin embargo, poco o nada se conocía de la opinión de Lefty… hasta hoy. 

Y es que, según hemos podido conocer hace escasas horas, el propio Mickelson -consciente de la que había liado y pese a no querer hacer más comentarios ante la prensa- mantuvo una conversación telefónica el mismo sábado con el hombre fuerte de la USGA, Mike Davis. En esta charla informal el cinco veces ganador de Majors se mostró dispuesto a retirarse del US Open si el director ejecutivo del organismo norteamericano así lo creía conveniente.

¿Mickelson, descalificación? La opinión se divide ante la treta utilizada por el zurdo en el 13
¡Phil, qué hiciste! Lefty golpeó en movimiento la bola para evitar jugar desde más lejos 

Sabía que bajo la regla 14-5 mi acción en el 13 me costaría dos golpes de penalidad, pero no era consciente de que los oficiales podrían haberme descalificado al aplicar la regla 1-2 por considerar que había obtenido una ventaja significativa”, le comentó el jugador de San Diego a Davis. “No es necesario siquiera que consideres la retirada”, le espetó el directivo. “Los oficiales de la USGA han revisado la jugada y han decidido que los dos golpes es la sanción adecuada”, sentenció. 

Conociendo a Mickelson estamos convencidos de que todo esto le está provocando una fuerte tortura pues, aunque tampoco quiso mediar palabra con los periodistas el domingo, su mujer ha reconocido que se dio cuenta del error el mismo sábado. “Es un hombre que tuvo un desliz. Él no es perfecto, como tú o como yo. Hay veces que tienes un mal día en el trabajo y puedes hacer algo de lo que te arrepientes. Obviamente, él se encuentra en un escenario muy grande y con las redes sociales se puede sentir abrumado”, sentenció Amy Mickelson. Ahora falta por ver si opta por disculparse públicamente o que el tiempo siga su curso. 

One Comment

  1. Pingback: Spieth echa un capote a Lefty tras el incidente: “Si sabes las reglas, ¿qué hay de malo en utilizarlas?” OpenGolf.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*